La Corte Suprema de Estados Unidos apoyó unánimemente a una agencia católica que no permite la adopción de padres del mismo sexo.

De acuerdo con Servicios Sociales Católicos (CSS), la organización católica, sus puntos de vista religiosos le impiden trabajar con parejas del mismo sexo.

La discusión llegó luego de que en 2018, un reportero señaló que la agencia no certificaría a las parejas del mismo sexo como padres adoptivos temporales.

La ciudad dijo que requiere que las más de dos docenas de agencias de adopción con las que trabaja no discriminen como parte de sus contratos.

La ciudad le pidió a la agencia católica que cambiara su política, pero el grupo se negó. Como resultado, Filadelfia dejó de referir niños adicionales a la agencia.

Los CSS entablaron una demanda, pero los tribunales inferiores apoyaron a la ciudad de Filadelfia.

Por su parte, los jueces dijeron que la ciudad de Filadelfia limitó erróneamente su relación con el grupo, como resultado de la política de la agencia.

«La negativa de Filadelfia a contratar a CSS para la provisión de servicios de crianza temporal, a menos que esté de acuerdo en certificar a parejas del mismo sexo como padres adoptivos, no puede sobrevivir a un escrutinio estricto y viola la Primera Enmienda», escribió el presidente del Tribunal Supremo, John Roberts.

Roberts dijo que el grupo «busca solo una adaptación que le permita continuar sirviendo a los niños de Filadelfia de manera consistente con sus creencias religiosas; no busca imponer esas creencias a nadie más».

No hay datos de que padres del mismo sexo hayan solicitado trabajar con esta agencia de adopción, que la Corte Suprema falló a favor. En tal caso, se dijo, serán referidos a un grupo diferente.

La caridad católica tampoco certifica a parejas no casadas.

Con información de AP.

Jonathan Hernández

Reportero de espectáculos y cultura. Disfruto de leer, escribir, ver series y caminar con mi perro. Amo la comida y cultura de mi tierra. jhernandez@lanoticia.com

Deja un comentario