Después de un caos protagonizado por simpatizantes de Donald Trump en el Capitolio, llegó la calma.

El Congreso finalmente certificó la victoria de Joe Biden en las elecciones presidenciales de 2020.

Lo hizo la madrugada de este jueves 7 de enero, con un conteo que se concluyó horas después de que una turba forzara la evacuación de funcionarios electos y provocara la muerte de cuatro personas.

La violencia detuvo la acción del Congreso durante más de seis horas.

El Senado y la Cámara debatían objeciones a los votos electorales de Arizona en ese momento.

Congreso se volvió a reunir tras el caos

Cuando las cámaras se volvieron a reunir el miércoles por la noche, cada una votó sobre las objeciones a los resultados de Arizona.

Como resultado, el Senado rechazó las objeciones 93-6, mientras que la Cámara se opuso 303-121.

Cinco miembros de la delegación de Carolina del Norte entre Cámara y Senado votaron a favor de la objeción.

Los miembros de la Cámara también se opusieron a los votos de Georgia, Michigan y Nevada, pero ningún senador objetó esos estados como se requiere para forzar dos horas de debate y una votación completa.

Para Pennsylvania, sin embargo, hubo objeciones de un representante y un senador, lo que llevó a una votación en el Senado y otro debate.

Sin ningún debate en el Congreso, el Senado rechazó las objeciones 92-7.

Aproximadamente a las 3 de la mañana, la Cámara votó y rechazó las objeciones 282-138.

Así votó la delegación de NC

Siete miembros de la delegación de Carolina del Norte votaron a favor de la objeción.

″No permitiré que una turba violenta me impida dar voz a los miles de habitantes de Carolina del Norte que exigieron un debate sobre las irregularidades y las violaciones constitucionales en las elecciones presidenciales″, escribió en Twitter el representante Ted Budd, un republicano del condado de Davie con video de su debate en contra de contar a los electores de Pensilvania.

Los representantes también objetaron la certificación de los votos electorales de Wisconsin, pero ningún senador se unió, lo cual es necesario para una objeción válida.

Budd fue uno de los primeros miembros de la delegación de Carolina del Norte en anunciar que se opondría a los resultados en algunos estados.

Escribió una carta al resto de la delegación pidiendo que se le unieran otros miembros.

Antes de la votación, siete de los ocho miembros republicanos de la Cámara de Representantes de Carolina del Norte dijeron que objetarían al menos un estado.

Mientras que los senadores Richard Burr, Thom Tillis y el representante Patrick McHenry dijeron que votarían para certificar los resultados.

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario