Para muchos inquilinos un desalojo conlleva implicaciones más allá de solo la expulsión forzada de sus hogares. Pocos saben que también afecta sus oportunidades futuras de conseguir vivienda.

Aunque un desalojo no es un crimen y no aparecerá en los antecedentes penales, consta en los registros públicos, y pueden aparecer en informes de crédito, o afectar la capacidad del inquilino para calificar para otro contrato de arrendamiento.

“Hay grupos que son más afectados que otros por los desalojos”, dijo a La Noticia Ismaail Qaiyim, abogado y socio de la Coalición Latinoamericana en Charlotte.

"Los desalojos afectan directamente a las familias. Afecta desproporcionadamente a las mujeres trabajadoras, a las mujeres solteras. Eso es en términos de poder comprar una casa o de poder alquilar en otro lugar”, dijo Qaiyim.

Un registro de desalojo es la causa principal para que exista un 15 % de la población sin hogar en el condado de Mecklenburg, según un informe del 2020 del Instituto Urbano de la Universidad de Carolina del Norte en Charlotte (UNCC). 

Hasta el 30 de abril, casi 3,300 personas se enfrentan a la falta de vivienda en Mecklenburg, según datos del Tablero de Viviendas y Falta de Vivienda de Charlotte-Mecklenburg.

Impacto de un desalojo en Carolina del Norte

Inestabilidad familiar

“(La inestabilidad que causan los desalojos) hace la vida considerablemente más difícil, como el costo psicológico y emocional que la gente asume. Si nos fijamos en las estadísticas de personas sin hogar, en muchos casos, en realidad la mayoría son familias completas", dijo Qaiyim.

Más de 1,200 de las personas sin hogar en el condado de Mecklenburg pertenecen a alrededor de 397 familias con niños.

Pérdida del depósito

La siguiente implicación inmediata tiene que ver con el depósito de seguridad que los inquilinos pagan al firmar un contrato de arrendamiento. Si alguno de los depósitos se utiliza para reparaciones, se supone que debe devolverse con un recibo detallado, menos la cantidad que se utilizó para las reparaciones. 

Los propietarios también pueden usar el depósito para cubrir facturas no pagadas como el alquiler, los costos judiciales cobrados al inquilino por un caso de desalojo, o el costo de sacar y almacenar las cosas del inquilino después del desalojo.

El propietario sólo puede quedarse con la cantidad necesaria para cubrir los costos. Si se desconoce la dirección de reenvío del inquilino, el arrendador no está obligado a proporcionar una contabilidad, pero debe retener cualquier dinero restante para el inquilino durante al menos seis meses, de acuerdo con la ley de Carolina del Norte.

Desafortunadamente, muchas personas simplemente no recuperan sus depósitos de seguridad, dijo Qaiyim, a pesar de que se supone que deben recibirlo bajo la ley dentro de 30 días.

Baja calificación de crédito

“Un desalojo, legalmente conocido como un ‘summary ejectment’ (expulsión sumaria), será reportado a una oficina de crédito. Las empresas que los propietarios utilizan para examinar a los inquilinos potenciales muestran que se presentó una expulsión sumaria contra un inquilino”, dijo Qaiyim.

Tener un juicio en su contra hará más difícil alquilar en el futuro, explicó Qaiyim. También puede dañar sus posibilidades de obtener aprobación para una tarjeta de crédito o préstamo.

Aunque su puntaje de crédito no se ve afectado directamente por un desalojo, se ve afectada por los cobros por cualquier alquiler no pagado y las tarifas judiciales que debe. Esta deuda puede aparecer en el informe de crédito y reducir el puntaje de crédito.

Como la mayoría de los otros tipos de información negativa, el desalojo puede permanecer en su informe de crédito por hasta tres años en Carolina del Norte. Incluso si se muda antes de que el desalojo vaya a la corte, su crédito todavía puede verse afectado.

“En términos de que se reporta a las tres principales agencias de crédito, eso hace que su crédito baje. Luego hace que sea mucho más difícil para usted alquilar un apartamento. Finalmente, hace más difícil que pueda comprar una casa. La mayoría de la gente tiene que obtener un préstamo para comprar una casa, por lo que el juicio sumario en el expediente es casi como tener antecedentes penales”, dijo Qaiyim.

Cómo minimizar el impacto

Se recomienda pagar lo que debe de la sentencia tan pronto como sea posible. Pagar la sentencia no la eliminará de su informe de crédito, pero puede mejorar sus posibilidades de obtener un alquiler en el futuro, especialmente a medida que pasa el tiempo después del desalojo y el juicio.

Para quienes piensan que pueden estar enfrentando un desalojo injusto, Qaiyim les aconseja que busquen ayuda de sus propios vecinos si, por ejemplo, usted vive en un conjunto de apartamentos.

Conozca a sus vecinos. Otras personas pueden estar enfrentando los mismos asuntos. Cuando hay más personas juntas que hablan de estos temas, es posible que puedan encontrar recursos. Tal vez puedan apoyarse unos a otros y participar en alguna forma de acción colectiva”, concluyó.

— TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR —

¿Recibió un aviso de desalojo? Estos son sus derechos en Carolina del Norte

¿Quién le puede ayudar con problemas de vivienda en Charlotte?

Desalojos: ¿Quién le puede ayudar en la Tríada?

Zila Sanchez

Es graduada de Ciencias del Periodismo y Comunicación Social (Multimedia) de la Universidad Estatal Agrícola y Técnica de Carolina del Norte. Es miembro del cuerpo de periodistas de Report for America...

Deja un comentario