Después de que el gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper anunciara que una Convención con lleno total era poco probable debido a COVID-19, representantes del partido anunciaron el que decidieron que Charlotte ya no será la sede de la Convención Nacional Republicana. Los funcionarios de Carolina del Norte aseguraron que querían mantener la convención, solo que con menos personas, con distanciamiento social y con el uso de mascarillas. Mientras tanto, el presidente Donald Trump quería una convención a máxima capacidad.

Tentativamente la celebrarán en Jacksonville, Florida. Sin embargo, esta ciudad todavía está en orden de emergencia y sus bares, restaurantes y cines pueden atender a un 50 de su capacidad.

La controversia

El plan original era que la Convención Republicana se llevara a cabo en Charlotte del al , sin embargo, la pandemia del COVID-19 obligó al gobernador a imponer restricciones a los eventos masivos en Carolina del Norte. El presidente Trump había amenazado antes con elegir otra ciudad si el gobernador Cooper no permitía la reunión a su máxima capacidad.

El , el gobernador Cooper recibió una carta con las demandas de tener una convención completa, es decir sin ninguna restricción. Otras demandas incluyeron:

  • Una convención que incluya a 19,000 delegados oficiales
  • Delegados alternativos
  • Personal
  • Voluntarios
  • Funcionarios electos e invitados
  • Hoteles restaurantes y bares a máxima capacidad
  • Spectrum Center completo garantizado

El gobernador Cooper respondió diciendo que le encantaría seguir celebrando la Convención Republicana en Charlotte, pero manteniendo las medidas de seguridad, establecidas por los CDC, con respecto a las reuniones masivas

La respuesta de Charlotte

El Comité Anfitrión de Charlotte anunció que no se les había confirmado la reubicación.

Esta decisión viola claramente los acuerdos hechos con la Ciudad de Charlotte, el Condado de Mecklenburg, la Oficina de Visitantes Regionales de Charlotte y el Comité Anfitrión de Charlotte, dijo el Comité Anfitrión de Charlotte a la noticia de que Charlotte ya no será sede de la Convención Nacional Republicana.

El comité dijo que mover la convención afectará principalmente a sus proveedores, socios en el área de hospitalidad y turismo, así como a pequeñas empresas que contaban con el impacto económico de la convención.

Pese al cambio, las reuniones más rutinarias y de bajo perfil de la convención aún se llevarían a cabo en Charlotte, debido a la obligación contractual.

Para las últimas informaciones locales y en español sobre el coronavirus en Carolina del Norte, visite a La Noticia.

Marlen Cardenas

Estudiante Diversity Scholar de periodismo y relaciones públicas en la Appalachian State University. Nació en Monterrey, México. Actualmente vive en Carolina del Norte. Periodista de La Noticia y The...

Leave a comment