El Departamento de Seguridad Pública de Carolina del Norte anunció que no hay casos de COVID-19 en menores detenidos en el estado. Todas las pruebas hechas a los jóvenes bajo custodia dieron negativo esta semana.

En junio, el departamento hizo pruebas a todos los jóvenes bajo custodia en los cuatro centros de desarrollo y siete centros de detención juvenil operados por el estado. El plan fue implementado después de una recomendación, del 9 de junio, por el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Carolina del Norte. El departamento recomendó hacer pruebas de COVID-19 a todos las personas en centros de detención del estado, aun si no presentaban síntomas del coronavirus.

El departamento informó que, mientras continúe la pandemia, a cualquier joven que ingrese a un centro de justicia juvenil se le hará la prueba de COVID-19 entre las primeras 72 horas de su llegada. Si el menor o su tutor niega el permiso para hacer la prueba, el menor permanecerá en cuarentena durante 14 días. Los menores que se sometan a prueba también permanecerán en cuarentena durante 14 días hasta que se determinen los resultados de la prueba.

Seguirán las medidas de seguridad

“Estamos agradecidos de que hasta este momento, ningún joven en nuestros centros de justicia juvenil haya sido infectado con el coronavirus”, dijo William Lassiter, subsecretario de Justicia Juvenil. “Estos resultados son buenos, pero no reduciremos nuestros esfuerzos para proteger la salud y la seguridad de nuestro personal y de los menores bajo nuestro cuidado. Continuaremos haciendo las pruebas a aquellos que entren en nuestra custodia para identificar a las personas con COVID-19 y así monitorearlos y darles la atención médica adecuada, y evitar la propagación del virus “.

Lassiter también dijo que el uso de las máscaras, el distanciamiento social y otras pautas continuarán siendo utilizadas para disminuir la transmisión del virus dentro de las instalaciones de Justicia Juvenil.

Según el departamento, también se les realizaron pruebas de COVID-19 a los jóvenes en dos centros de detención operados por los alguaciles en los condados de Mecklenburg y Madison. Todos los resultados de las pruebas en ambas instalaciones fueron negativos para el coronavirus. Las autoridades aseguran que estos centros también están evaluando a los recién ingresados.

El Hogar Juvenil del Condado de Durham, siguiendo el consejo del director de salud local, proporcionará la prueba COVID-19 a los menores que muestren síntomas del coronavirus. El Centro de Detención Juvenil del Condado de Guilford ofrece pruebas a jóvenes que cumplan los requisitos necesarios para la detección del COVID-19 o a aquellos que presenten síntomas.

Peligro latente

En mayo, cuatro miembros del personal en los centros de detención juvenil Stonewall Jackson, Chatham y Edgecombe dieron positivo por el coronavirus. Todos los jóvenes bajo custodia fueron examinados en los centros de Stonewall Jackson y Edgecombe. Solo una unidad fue examinada en Chatham, ya que solo esa había sido expuesta al COVID-19. Desde entonces, a todos los miembros del personal de Justicia Juvenil se les ofrecieron pruebas COVID-19.

Las autoridades del departamento dicen que, hasta la fecha, no se han confirmado infecciones por COVID-19 en ninguna de las instalaciones de Justicia Juvenil de Carolina del Norte.

Dicen que el distanciamiento social es posible dentro de todos los centros ya que existe solo un área común utilizada para las horas de las comidas y recreación, y que cada menor cuenta con habitación propia.

Laura Brache

Periodista de La Noticia y WFAE, reporta sobre inmigración y la comunidad Latina en el área de Charlotte. Miembro del cuerpo de periodistas de Report for America 2020-2021. lbrache@lanoticia.com

Leave a comment