La jueza de la Corte Suprema de Carolina del Norte, Cheri Beasley, emitió una directiva de emergencia que ordena a los magistrados a que realicen ceremonias de matrimonio en todo el estado, de acuerdo con las prácticas apropiadas de distanciamiento social.

La directiva le permite al juez principal de una corte de distrito restringir los horarios durante los cuales se llevan a cabo las ceremonias y permite restringir el número de asistentes.

El matrimonio forma una parte importante de la estructura familiar y establece una serie de derechos y obligaciones legales, dijo Beasley. Es vital que continuemos brindando este servicio y al mismo tiempo que nos aseguramos de limitar el riesgo de exposición para nuestro personal de la corte en la mayor medida posible.

Los magistrados de Carolina del Norte realizan aproximadamente 25,000 matrimonios al año. En las últimas semanas, con muchos lugares para bodas cerrados, las parejas que buscaban casarse llevaron grandes grupos de testigos y asistentes a las oficinas de los magistrados locales para casarse allí, lo que provocó que varios condados dejaran de celebrar matrimonios por completo.

La orden de Beasely establece que todos los condados reanuden de este servicio y permite que los funcionarios locales limiten el número de asistentes, soliciten citas y limiten las horas en que se realizan estos servicios.

El sistema judicial estatal permanece parcialmente cerrado hasta el .

Para las últimas informaciones locales y en español sobre el coronavirus en Carolina del Norte, visite a La Noticia.

Marlen Cardenas

Estudiante Diversity Scholar de periodismo y relaciones públicas en la Appalachian State University. Nació en Monterrey, México. Actualmente vive en Carolina del Norte. Periodista de La Noticia y The...

Leave a comment