Cuando Alexander Hakim se mudó a Cornelius, NC desde la Florida, se dió cuenta que en su nuevo hogar no había un lugar en donde cortarse el cabello mientras se tomaba una bebida. Por esta razón, Hakim abrió A Barber’s Cafe and Bar en el 2016. La barbería le brindaba a sus clientes bebidas como café y cerveza.

“Me gustó porque mi idea de negocio no existía aquí,” comentó Hakim. “Entonces yo dije bueno, yo voy a ser el primero en tener esta idea y montar este negocio.”

ESCUCHA ESTA NOTICIA

Al negocio le fue bien y Hakim estaba en el proceso de mudar la barbería a otro local cuando la COVID-19 obligó a que se cerraran casi todos los negocios. Cuando las barberías y los salones de belleza se volvieron a abrir en Mayo, los clientes empezaron a volver lentamente.

“Yo movía 200 clientes semanales. Y empezamos a tener nada más 100 ó 90 clientes,” dijo Hakim. “Pero gracias a Dios los barberos no se fueron, confiaron en la barbería y en el negocio y ahorita poco a poco nos estamos recuperando. En julio estábamos teniendo 120, 130 clientes semanales

A Barber’s Cafe and Bar
El dueño de A Barber’s Cafe and Bar, Alexander Hakim (derecha), posa al lado de dos de sus barberos, Alexis Quezada (centro) y Frany Nuesi (izquierda). Todos usan mascarillas y guantes como protección contra el COVID-19.

Durante el tiempo en el que la barbería se mantuvo cerrada, Hakim buscó asistencia financiera. Le agradece a Prospera, una organización sin ánimo de lucro que apoya a emprendedores Latinos, por ayudarlo a mantener su negocio a flote.

“Prospera me ayudó a conseguir subsidios y financiamiento, que sin ello, sin ese dinero, yo sí en verdad hubiese cerrado, me he mantenido por eso,” explicó Hakim.

Alexander Hakim se mudó a Cornelius
Alexander Hakim se mudó a Cornelius, NC de Florida y abrió A Barber’s Cafe and Bar en el 2016.

La comunidad Latina, junto con otros grupos sub representados, ha sido afectada por la pandemia del coronavirus de manera desproporcionada. Stanford University encontró que alrededor del país, el 32% de los negocios con dueños Latinos cerraron entre febrero y abril del 2020.

Una serie de factores económicos subyacentes ha aumentado el impacto que ha tenido la pandemia en la comunidad empresarial Latina.

El jefe de la oficina de Prospera en Carolina del Norte, Jose Alvarez, indicó que la escasez de servicios en español y de proveedores de estos servicios, que entiendan la cultura latina, dificultan el proceso para que los emprendedores latinos puedan abrir y progresar con sus negocios.

“ La otra barrera es la falta de capital,” Alvarez dijo. “Muchos de estos emprendedores se ven en desventaja. No saben cómo solicitar. Puede que no tengan sus documentos en orden, o pueden no saber empezar a acumular su historial de crédito.”

Antes de que llegara la COVID-19, el Economic Policy Institute, un centro de estudios independiente, reportó que la comunidad latina ya estaba sufriendo de tasas de desempleo más altas, una brecha salarial significativa e ingresos menores que aquellos de la comunidad blanca.

El Director del Hispanic Federation, Daniel Valdez, dijo que la pandemia simplemente ha agravado los problemas con los que la comunidad latina ha estado lidiando por años.

“Hay una necesidad gigante para proveer y crear una infraestructura más robusta para apoyar a la comunidad latina, tanto en términos del lenguaje, pero también con servicios culturales y con competencias culturales,” comentó Valdez. “la COVID-19 ha expuesto muchas de esas brechas que han existido por tanto tiempo y que nuestra comunidad, particularmente los líderes de organizaciones sin ánimo de lucro han visto y han intentado llenar.”

Alexander Hakim, dueño de A Barber’s Cafe and Bar, estaba trasladando
Alexander Hakim, dueño de A Barber’s Cafe and Bar, estaba trasladando su negocio a un nuevo local cuando la pandemia del coronavirus llegó a Carolina del Norte y lo obligó a cerrar temporalmente

En A Barber’s Cafe and Bar, Hakim se mantiene optimista.

“Aquí estamos, no saliendo de la pandemia, pero saliendo del paro económico, reabriendo los negocios,” Hakim dijo hace unas semanas, lo cual le ha dado la esperanza de que después de la pandemia pueda duplicar sus clientes semanales.

Este artículo es parte de una serie colaborativa que examina el impacto económico del COVID-19 en las comunidades afroamericanas y latinas. La serie se produce a través de una colaboración entre WFAE, Charlotte Ledger, QCity Metro, y La Noticia. Cuenta con el apoyo de fondos de Facebook, el Fondo del Laboratorio de Noticias Locales de Carolina del Norte (NC Local News Lab Fund), Google, y los miembros de WFAE.

Maria Ramírez Uribe

Es reportera de WFAE recientemente graduada en Elon University. Cubre la comunidad latina de Charlotte. Su experiencia incluye trabajar por unos meses en CNN como investigadora para la sala de redacción...

Deja un comentario