La autopsia practicada al cuerpo del afroamericano Andrew Brown Jr. confirmó que su muerte ocurrió por un disparo en la parte trasera de su cabeza.

Brown, de 42 años, falleció durante un operativo de arresto en su contra.

Oficiales dispararon contra su vehículo cuando el afroamericano aceleró su carro con dirección a uno de los oficiales en vez de obedecer las órdenes de los funcionarios.

Un fiscal de distrito confirmó que los oficiales presentes en el operativo no violaron la ley y justificó los disparos hacia el afroamericano.

Una autopsia independiente realizada al cuerpo del fallecido coincide con los resultados de la necropsia oficial practicada por la Oficina del Médico Forense Jefe de Carolina del Norte, cuyos resultados se hicieron oficiales el 10 de junio.

La última necropsia indicaba que había heridas de bala en el brazo y el cerebro.

“Teniendo en cuenta la autopsia y los hallazgos toxicológicos, es mi opinión que la causa de la muerte del Sr. Andrew Brown Jr. se debió a una herida de bala penetrante en la cabeza. Otra condición importante incluyó una herida de bala penetrante en la parte superior del brazo derecho”,

detalla el reporte de la autopsia, según el News & Observer.

La muerte de Andrew Brown Jr. generó protestas en Elizabeth City y otras ciudades de Carolina del Norte, que denunciaban el racismo y la violencia.

Para más información, suscríbete a nuestro Newsletter.

José Cordero

Licenciado en Comunicación Social por la Universidad de Los Andes, Venezuela. Periodista de La Noticia. jcordero@lanoticia.com

Leave a comment