Una familia de Houston fue baleada en el interior de su apartamento. Tres miembros murieron y solo una niña de 10 años sobrevivió gracias a que fingió estar muerta una vez que fue herida.

Cuando el agresor huyó, la niña llamó a su abuela para pedir auxilio.

Alrededor de las 10:30 p.m. del miércoles, la Policía de Houston llegó al lugar de los hechos, ubicado en un complejo de apartamentos en la cuadra 12100 de la calle Fondren.

Familiares de la víctima declararon a los oficiales que una niña de 6 años, su madre y su padre habían sido asesinados. 

La pareja asesinada tiene cuatro hijos en total, la pequeña de 6 años que perdió la vida en el tiroteo, un bebé de 1 año que no sufrió daños, un hijo de 8 años que no estaba en el apartamento y la niña 10 años que sobrevivió gracias a que fingió su muerte.

Las autoridades detallaron que la niña llamó a su abuela para decirle que estaba herida y que sus padres y hermana habían sido baleados a muerte. La pequeña, que fue herida en el brazo, fue trasladada al hospital en condición estable.

Los investigadores informaron que el agresor obligó a la familia a sentarse en un sillón para balearlos a quemarropa. La pequeña quedó tendida junto a los cuerpos por alrededor de 15 minutos hasta que llegaron sus familiares.

Policía de Houston pidió oraciones

“Es una escena muy trágica. Mandamos nuestras oraciones a la familia”, dijo Patricia Cantú, jefe asistente de la Policía de Houston.

El asesino es está siendo buscado por la policía, que continúa con las investigaciones pertinentes para descubrir el origen de del asesinato. Hasta el momento no han revelado la identidad del agresor y la única descripción que tienen de él es que está enmascarado.

La familia de las víctimas aseguran que no tienen idea de quién pudo haber cometido semejante crimen.

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario