Increíblemente, aunque en estas últimas semanas hemos estado expuestos a un clima inconsistente y bajas temperaturas, ya estamos muy cerca a disfrutar de la primavera. Una vez que ya hemos cambiando la hora de nuestro reloj, lo que en inglés se conoce como daylight saving, también es el mejor momento para recordar que tenemos una gran tarea, verificar nuestras alarmas de humo.

La mayoría de los fuegos fatales ocurren durante la noche. Cada hogar debería tener un detector o alarma de humo que ayude a la prevención de fatalidades relacionadas con algún incendio.

Proteja su hogar

Muchas personas no saben que las alarmas o detectores de humo no duran para siempre. Las mismas tienen un ciclo de vida de aproximadamente 10 años, incluso las que trabajan con electricidad. Después de este período las mismas comienzan a perder su sensibilidad. Si sus alarmas o detectores tienen más de 10 años, es tiempo de reemplazar los mismos por unos nuevos.

Las alarmas de humo deben ser instaladas en el techo, o en la pared a una distancia más o menos de una mano del techo.
¿Ya cambió las baterías de las alarmas en su casa?
Debe instalar mínimo una alarma en cada nivel cerca de donde duermen los miembros del hogar; se recomiendan los pasillos y las habitaciones. También es importante recalcar que si usted tiene alarmas que trabajan únicamente con electricidad, necesita instalar otra que trabaje con baterías. De esta manera estará protegido si la energía eléctrica es interrumpida. Recuerde que tener alarmas o detectores de humo que estén funcionando adecuadamente aumenta la posibilidad de sobrevivir un incendio en un 50.

Monóxido de Carbono

Lo mismo sucede con las alarmas o detectores de Monóxido de Carbono. Las mismas tienen un ciclo de vida de aproximadamente 7 años. Luego de este periodo deben ser reemplazadas por una nueva. A diferencia de las alarmas de humo, las de monóxido de carbono pueden colocarse en cualquier lugar, desde la parte inferior de la pared hasta el techo. Además, solo se necesita una por cada nivel, preferiblemente cerca de los lugares donde duermen las personas.

Esté atento

Tanto las alarmas de humo como las de Monóxido de Carbono deben ser probadas una vez al mes para asegurarse que están trabajando adecuadamente.

Todas las alarmas tienen un botón de prueba, el cual se debe presionar y sostener por varios segundos para verificar si la misma está funcionando. Nunca intente probar una alarma con fuego real.

Si una de sus alarmas suena y usted no sabe la razón, tómelo seriamente. Sí, podría ser una falsa alarma debido a cambios de temperatura, polvo o que su alarma ya está dejando de funcionar — pero usted no puede permitirse ignorar la alerta. Las alarmas pueden estar percibiendo algo que a simple vista usted no lo puede hacer. Así que tanto usted como todos los demás miembros de la familia deben reaccionar de inmediato y no se olvide llamará al número de emergencias 911.

Leave a comment