El perro perdido de nombre Pablo, vivió toda una aventura, pues después de separarse de su familia durante unas las vacaciones, tras esto recorrió 380 kilómetros para volver a casa.

El perro de raza terrier alemán de dos años, se perdió en Saboya entre los Alpes occidentales, el lago de Ginebra y la provincia de Mauriana.

La pareja dueña del animal, son dos personas de 60 años, quienes hicieron una parada en sus vacaciones por Italia en una autocaravana; sin embargo, el perro bajó del vehículo y desapareció.

"Esperamos durante horas. Incluso pasamos la noche allí, sin éxito", dijo Catherine al diario France Bleu.

Después levantaron una alerta, esperando que alguien hubiera visto a Pablo, pero nadie reportó nada con el paso de los días.

Sin embargo, una semana después, el perro regresó a su hogar en Bezouce, unos 380 kilómetros de distancia de Saboya.

Aunque la pareja aún no regresaba del viaje, un amigo de de ellos que estaba cuidando la casa lo recibió.

"Reconocí a Pablo, no lo podía creer, fue un verdadero momento de felicidad", dijo el amigo de la pareja.

De inmediato decidieron regresar a su hogar y aunque lo encontraron un poco deteriorado físicamente, pudieron llevarlo al veterinario y darle los cuidados para que se recuperara.

Apolo Valdés

Lic. En Comunicación y Periodismo por la UNAM, con 14 años en medios de comunicación. Amante de la lucha libre, videojuegos y la cultura geek. "This is the way".

Deja un comentario