El huevo no puede faltar en la cocina. Y la porción ideal que involucra este esencial alimento tiene su medida para comer más proteínas y menos grasas, solo con la clara de huevo.

La forma ideal de reducir el colesterol, las grasas saturadas y las calorías es mediante el aumento de las proteínas. La clara de huevo es libre de colesterol. 100 gramos aportan 49,1 calorías y permiten un consumo de 11,1 gramos de proteínas. Por si fuera poco, al comerla se ingieren todas las vitaminas que el cuerpo necesita.

Pero, el valor de este importante alimento no se encuentra solo ahí. Existe una diversidad de factores por los cuales las personas con el colesterol alto no deben dejar de comer huevo. Dejar la yema de lado y aprovechar la clara tiene otros beneficios.

La clara de huevo es de alto contenido nutritivo

En la clara de huevo encontramos propiedades antioxidantes que ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares. Del mismo modo, reduce la presión arterial, tan importante para tener la salud del corazón.

La memoria también tiene un aliado en esta parte del huevo debido a su contenido de colina, nutriente que contribuye a una mejor memoria y además protege de la pérdida de la visión.

Por otro lado, las mujeres que suelen estar preocupadas por comer de más estarán felices de saber esto. Un estudio de la Universidad de Missouri encontró que entre las ventajas de consumir alimentos ricos en proteína como la clara de huevo en el desayuno está el hecho de que brinda saciedad.

La saciedad que aporta la clara de huevo permite mantener un peso saludable y evitar los antojos fuera de las comidas.

Y un motivo de felicidad más para las mujeres es que retrasa el envejecimiento. Gracias a su aporte de aminoácidos estimula la producción de colágeno, esencial en la aparición de arrugas.

Jeralí Giménez

Lic. en Comunicación Social. MBA en Mercadeo. CEO de Link BTL. Disfruto de leer y escribir. Soy madre y esposa agradecida con la vida. jgimenez@lanoticia.com

Deja un comentario