¿Es tristeza o depresión? ¡Descúbrelo!
Descubre si estás pasando por un episodio de tristeza o depresión.

Experimentar tristeza es sumamente común y no tiene nada de malo. Millones de personas la experimentan todos los días. Sin embargo se puede llegar a confundir con otro padecimiento, la depresión. Aprender a reconocer la diferencia entre ambos es crucial para poder procesar ambos estados mentales de una manera saludable, asegura Medical News Today.

Sentirse triste es una parte integral de la depresión, pero no es lo mismo. La depresión es una de las enfermedades de salud mental más comunes en los Estados Unidos, de acuerdo a la ADAA (Asociación Estadounidense de Ansiedad y Depresión).

Conocer las diferencias entre ambos puede ayudar a una persona a reconocer cuándo es momento de buscar ayuda profesional.

La tristeza y depresión son parecidas, pero no son lo mismo

Síntomas de la tristeza

  • La tristeza es una emoción humana normal que toda persona experimenta en ciertos momentos de su vida. Algunos acontecimientos pueden hacer que una persona se sienta infeliz. La pérdida de un ser querido, la pérdida del trabajo, los problemas económicos, conflictos con amigos o familiares, etc. Todos estos eventos pueden afectar el estado de ánimo de manera negativa.
  • Quien experimenta tristeza generalmente puede encontrar alivio al desahogarse, hablar de sus frustraciones o incluso llorar. Además la tristeza suele pasar con el tiempo y reanudar su función anímica normal sin necesidad de ayuda profesional.
  • Si no pasa, o si la persona no puede reanudar su función normal, esto podría ser un signo de depresión. Si la tristeza persiste, empeora o dura más de 2 semanas, es importante hablar con un especialista de la salud mental.

Síntomas de la depresión

La depresión es una enfermedad mental de duración más larga. Esta puede afectar el área social, laboral y personal. Si se deja sin tratar, los síntomas pueden durar mucho tiempo y afectar otras áreas de la persona. Los síntomas más comunes de la depresión son:

  • Sentimientos de desánimo
  • Tristeza persistente
  • Desesperación y angustia
  • Falta de motivación y energía
  • Pérdida de interés en actividades que antes disfrutaba
  • Pocas ganas de pasar tiempo con familiares o amigos
  • Pérdida de interés en los pasatiempos
  • Dificultad para concentarse
  • Sentimientos de incapacidad para asistir al trabajo o la escuela
  • En casos graves, la persona puede tener pensamientos suicidas o intentar quitarse la vida

La depresión es una enfermedad mental curable. Es importante buscar ayuda con un profesional de la salud mental para recibir el tratamiento adecuado. Puedes solicitar ayuda en La Asociación Americana de Psicología.

Paulina Martinez

Escritora de profesión y vocación. Especialista en temas de estilo de vida, blogger y amante de los viajes. pmartinez@lanoticia.com

Deja un comentario