Hace un tiempo me sorprendí con la noticia de que Pedro, un inmigrante muy trabajador que yo conozco, estaba en la cárcel y no solo eso, él se encontraba en camino a la deportación. Mayor fue mi sorpresa cuando me enteré la razón por la que fue arrestado: no pagó una multa de tránsito que le dieron cerca de diez años atrás.

Pedro quien es indocumentado, viajaba a su trabajo una mañana y desafortunadamente una luz de los frenos de su vehículo no trabajaba; un policía lo detuvo y revisó sus documentos, luego regresó y le pidió que saliera del vehículo, e inmediatamente le informó que estaba arrestado.

Pedro no entendía lo que estaba pasando, pues él es un hombre honrado quien aseguraba que no tenía problemas con la justicia. Un oficial le señaló que había tenido una multa de tránsito o “ticket”, como comúnmente se le llama, y que nunca fue a la corte ni lo pagó.

Gracias al programa de deportación 287(g), que está en algunos condados de Carolina de Norte, se descubrió su estatus migratorio y Pedro fue enviado a un centro de detención en Georgia, en donde estuvo por mucho tiempo batallando para detener su deportación.

¿Tiene multas que no ha pagado?

Quizás muchas personas que están leyendo esta historia se encuentren en la misma condición que Pedro, manejando sin saber si esa multa que nunca pagó le va a afectar.

Es increíble como muchas veces las personas creen que debido a que les dieron una multa hace diez años atrás o más, ese ‘ticket’ va a desaparecer “por arte de magia”, pero la realidad es muy distinta.

Esta simple multa que aparentemente se encuentra en el olvido se puede convertir en algo grave, y le puede llevar a una situación dolorosa, como le pasó a Pedro.

Desafortunadamente en este tiempo, y más aún con los avances en la tecnología; nada queda en el olvido. En las computadoras está todo guardado para ser utilizado en cualquier momento.

Tome acción ahora

Yo le recomiendo que después de leer esta historia, si usted tiene duda sobre lo que pasó con alguna multa que le hayan dado en el pasado, por favor tome acción; algo que puede hacer es pedir sus récords de manejo con el Departamento de Vehículos a Motor (DMV).

Usted puede buscar este récord virtualmente. Visite la página de Internet, una vez allí escoja en la parte superior la ventana llamada “Offices & Services”. En esa página escoja la opción “Driving Records”; ahí siga las instrucciones.

Si usted nunca ha tenido licencia, no se preocupe, busque el número que le pusieron en el “ticket” donde dice “licencia”; pues aunque usted no tenga una, las autoridades ya le asignaron ese número, entonces con ese número usted puede solicitar su historial de manejo.

En esa página puede pedir un récord completo de su historial; o “Complete extract copy” y le van a pedir un pago de $10.75 entonces tenga lista una tarjeta de débito o crédito. Si usted no sabe usar la computadora, pídale a alguien que le ayude.

Finalmente, si no puede obtener su información de esa manera, comuníquese con un abogado y pídale que investigue su situación; ya que usted mismo no sabe lo que hay en su historial de manejo.

Haciendo esto evitará muchos dolores de cabeza para usted y su familia; ya que la falla de una persona la sufre toda la familia. No deje para mañana lo que puede hacer hoy. Todas estos problemas se pueden evitar, si no los dejamos pasar.

Maudia Meléndez

Por tres décadas ha servido en su ministerio pastoral y en la organización Jesus Ministry. Presidenta de la Federación de Iglesias Cristianas. Autora del libro: El encuentro que me transformó

Leave a comment