Nuevos datos de la oficina del Censo dejan ver que si bien se ha percibido un incremento en el número de unidades de vivienda en Carolina del Norte, es menor que el crecimiento de su población.

Carolina del Norte creció un 8.5 en los últimos ocho años, pasando de 9.57 millones en el a 10.38 millones en el , lo que representa un aumento de 809,327 nuevos habitantes.

Aumento de población Vs. vivienda
Condado Crecimiento de población (2010-2018) Crecimiento de viviendas (2010-2018)
Mecklenburg 18.5 13.8
Wake 20.4 18.5
Guilford 9 5.6
Buncombe 8.5 11.5

Hasta el Censo contabilizó 4.7 millones de unidades de vivienda en el estado.

Si bien entre los años y la población de condados como Mecklenburg creció 18.5, el número de nuevas viviendas solo creció 13.8, en Wake la población creció 20.4 pero las viviendas 18.5, mientras que en Guilford la población creció 9 cuando las nuevas viviendas aumentaron solo 5.6.

Estimado de número de viviendas
Condado Año 2010 Año 2018 Nuevas viviendas Crecimiento
Buncombe 113,540 126,567 13,027 11.5
Durham 120,597 138,954 18,357 15.2
Forsyth 157,022 166,917 9,895 6.3
Guilford 218,331 230,471 12,140 5.6
Henderson 54,753 58,097 3,344 6.1
Mecklenburg 399,104 454,062 54,958 13.8
Union 73,004 82,557 9,553 13.1
Wake 372,732 441,817 69,085 18.5

El condado de Buncombe es una de las pocas excepciones en este tema, pues mientras que su población creció 8.5 en los últimos ocho años, el número de viviendas aumentó 11.5.

Durante el año se emitieron 67,047 permisos de construcción en todo Carolina del Norte.

Faltan viviendas a bajo precio

El Censo asegura que entre los años y el 65 de las familias de Carolina del Norte eran dueñas de su propia vivienda, mientras que un 35 pagaba arriendo.

El valor promedio de las unidades de vivienda ocupadas por su propietario, entre los años y se cotizó en 161,000. El promedio de los costos por hipoteca en ese período fue de 1,261 al mes, mientras que el promedio estatal del costo de la renta fue de 844.

Según la organización North Carolina Housing Coalition hoy un 70 de los hogares más pobres del estado, emplean más de la mitad de sus ingresos para pagar la vivienda (renta o hipoteca), cuando lo recomendado es que on exceda del 30 de los ingresos de la familia.

En Carolina del Norte se debe trabajar en promedio 94 horas a la semana con el salario mínimo, para costear una vivienda de dos habitaciones. Para costear una vivienda de cuatro habitaciones una familia debería ganar 57,730 al año.

Diego Barahona A.

Periodista, editor, asesor, y presentador. De 2016 a 2019 el periodista más galardonado en Estados Unidos por los Premios José Martí. Autor del best seller: ¿Cómo leer a las personas? dbarahona@lanoticia.com

Leave a comment