Mikhail Khachaturyan fue asesinado con un cuchillo y un martillo por sus tres hijas en Moscú, Rusia, en 2018. Actualmente, después de tres años de investigación, las jóvenes podrían ser exoneradas luego de que las autoridades han determinado que el hombre era un pedófilo y abusaba sexualmente de ellas.

Las hermanas Krestina, Angelina y Maria Khachaturyan, de 19, 18 y 17 años respectivamente, confesaron a la policía que había asesinado al “tirano” de su padre, razón que podía haberlas llevado a prisión por varios años a pesar de las acusaciones de abuso sexual.

Ahora, el veredicto de las hermanas podría cambiar luego de que los investigadores descubrieran que Mikhail era pedófilo con “tendencia a la agresión”.

También, el Centro Serbsky de Psiquiatría Social y Forense, podría confirmar que el padre amenazaba a sus hijas si no cumplían sus demandas.

“Los expertos descubrieron que, desde 2014, cada una de las jóvenes sufrieron síndrome de abuso y trastorno por estrés postraumático… Todas estas condiciones tienen una relación causal con las acciones de Khachaturyan”, explicó la abogada de Angelina, Mari Davtyan.

La policía descubrió que las hermanas nunca contaron con el apoyo de otros familiares.

Con todas las averiguaciones, el argumento que podría darle la libertad a las hermanas es el de que actuaron en defensa propia.

La situación se puso difícil para las hermanas luego de que familiares de las jóvenes aseguraron que las hijas mataron a su padre para quedarse con su dinero.

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario