Mulas en aplicaciones de romance: inmigrantes son vulnerables
Una venezolana consiguió evitar ser usada como mula por estafadores. Esta es su historia en una aplicación de romance.

Maira -nombre ficticio- recibió un regalo por adelantado dos semanas antes de cumplir años: logró evitar que la usaran como una de las tantas mulas que los estafadores ubican a través de aplicaciones de romance.

Maira es venezolana y tiene 50 años, viaja con frecuencia a Estados Unidos para visitar a su hija y nieta. Después, regresa a su país natal a cuidar de su madre, quien ya es mayor.

Luego de tres matrimonios y tres divorcios, estaba en búsqueda de una nueva pareja cuando decidió usar la plataforma Plenty of Fish (POF).

POF es una red social de citas en línea. Lo que no sabía Maira es que las aplicaciones de romance son un espacio donde frecuentemente los estafadores buscan mulas, para que guarden el dinero de sus fraudes sin que ellas se den cuenta.

¿Cómo ubican a una mula?

Maira conoció en POF a un usuario llamado MorganB56 cuyo perfil mostraba fotos de un sonriente hombre blanco, con cabello grisáceo, quizás mayor de 50 años.

Perfil de MorganB56 en Plenty of Fish. (Imagen donada a La Noticia)

Sorprendida por las fotografías de Morgan en trajes formales, manejando un carro de lujo y paseando en Nueva York, Maira estaba segura de que hablaba con un hombre exitoso.

En las conversaciones, Morgan decía que estaba tomando vino y viendo un noticiero en inglés que muchas veces acompañaba de fondo las notas de voz.

A todo ello se sumaban los tratos cariñosos como mi amor y querida en notas de voz elocuentes con un inglés británico poco fluido.

De acuerdo con el blog de la Comisión Federal de Comercio (FTC), una mula es conseguida mediante:

  • Citas románticas en línea.
  • Trabajos desde casa en línea.
  • Premios de falsos sorteos.

Los estafadores buscan a mulas para depositar el dinero que han robado cometiendo delitos y así pueden utilizarlo desde la cuenta bancaria de la mula contactada en aplicaciones de romance.

Consecuencias de ser mula

Maira hablaba con Morgan sobre sus gustos, su hermosa hija y su pequeña nieta.

A los 21 días de estar conversando, Maira se percató de que el perfil de Morgan ya no estaba en la página POF.

Aquí hay algo que no concuerda, se dijo a sí misma.

Ya no estaré más en POF, cariño. Cerré mi cuenta para así concentrarse en nosotros, mi amor, le respondió Morgan, tal como muestra el chat que Maira enseñó a La Noticia.

Le di valor a su palabra y continué, asegura a bajando el tono de su voz.

Aunque las mulas sean inocentes de que están siendo usadas para el crimen, el Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos indica que las consecuencias de ser una mula de estafadores implica:

  • Congelamientos de cuentas bancarias.
  • Impactos en sus puntajes de crédito.
  • Cargos judiciales.
  • Ser víctimas de robo de identidad u otros fraudes por la información que han proporcionado al estafador.

Las señales

Qué tarde se levanta, se percataba Maira. Las horas de conexión de Morgan eran dispares con las de Estados Unidos.

Sin embargo, Morgan siempre tenía una explicación para ello y Maira le creía.

Yo ahora estoy absolutamente convencida de que (Morgan) no está en Estados Unidos, cuenta a La Noticia.

Por otro lado, el sitio web Krebs On Security, informó en que un anillo de crimen nigeriano está cometiendo fraudes a larga escala para conseguir hacerse con los fondos para desempleados en Estados Unidos.

El grupo de crimen organizado está llenando solicitudes de seguro de desempleo con datos robados de estadounidenses y además buscan cuentas de mulas para que los fondos sean depositados allí.

Krebs On Security indica que el Servicio Secreto de Estados Unidos notó que hay múltiples depósitos del Programa de Beneficios de Desempleo realizados a individuos cuyos nombres no concuerdan con las cuentas bancarias proporcionadas.

El primer estado elegido como blanco es Washington, aunque hay también evidencia de ataques en Carolina del Norte, Massachusetts, Rhode Island, Oklahoma, Wyoming y Florida, cita literalmente Krebs On Security al Servicio Secreto de Estados Unidos.

No se puede asegurar que Maira iba a ser víctima de esta red de crimen organizado, pero es uno de los muchos ejemplos que involucran el uso de una mula de estafadores.

Inmigrantes son vulnerables

Maira no sabía que formaban parte de los grupos más propensos a ser usados como mula, según la Comisión de Capacidad Financiera de Nueva Zelanda:

  • Estudiantes.
  • Nuevos inmigrantes.
  • Propietarios de pequeños negocios.
  • Retirados.
  • Buscadores de empleo.
  • Personas que buscan una relación.
  • Personas que sufren pérdida de memoria.
  • No obstante, cualquiera puede serlo.

Maira se lo creyó todo, desde el perfil con las fotos robadas, las historias de éxito empresarial y el noticiero de fondo que ponía Morgan para fingir que estaba en Estados Unidos.

Morgan dijo que era húngaro y que su mamá estaba en Hungría, luego aseguró que su madre estaba en Jacksonville. Además de las incoherencias, le decía a Maira cosas que la sensibilizaran:

  • Su papá había muerto y lo extrañaba.
  • Amaba la naturaleza.
  • Estaba visitando en el hospital porque su mamá estaba enferma.
  • Creía en Dios y era cristiano.

El hombre buscaba apelar a las emociones de Maira, una estrategia para ganar la confianza, empatía o lástima en cualquier estafa y convencer a las víctimas.

Algo no estaba bien

Yo tenía una piedrita en el zapato, admite Maira asegurando que internamente una voz decía: algo no está bien.

Al día 51 de estar escribiéndose con Morgan, él le preguntó: ¿tienes una cuenta bancaria en Estados Unidos, amor?.

La intuición de Maira no había fallado: Sí, en Bank of America, respondió.

Morgan le informó que una compañía le pagaría dinero en una cuenta de Bank of America o Chase Bank y que no tenía una.

Maira sintió una punzada de tristeza que se asomó en medio de pensamientos helados y le contó a un amigo, quien respondió: eso es una estafa de romance, así le llaman en Estados Unidos.

Persuasión

Morgan ahora sabía que la madre de Maira vivía en un país con altos índices de pobreza, hiperinflación, crisis humanitaria y violaciones de Derechos Humanos.

No consumirás el dinero que no te corresponde a menos que te pida que lo uses un poco y que compres cosas para ti y para tu madre, le decía.

Al observar que Maira se negaba a aceptar, intentó convencerla haciéndola sentir culpable:

  • Por favor, no me decepciones.
  • No ignores mis mensajes.
  • ¿Realmente me amas, cariño?.

Maira nunca envió la cuenta.

Recomendaciones

Maira, sin saberlo, puso en práctica una de las recomendaciones principales de la FTC ante los intentos de estafadores que buscan mulas en aplicaciones de romance:

  • Nunca enviar dinero a una persona que conozca en un sitio de citas en línea, ni siquiera si le envían un cheque primero.
  • No aceptar cheques de estas personas.
  • Romper todo tipo de comunicación con los estafadores.
  • Dejar de mover el dinero para ellos, si fue aceptado
  • Comunicarse con el banco.
  • No comprar tarjetas de regalo (gift card) ni hacer transferencias directas, si se aceptó el dinero.
  • Comunicarse con la compañía de transferencias o de tarjetas de regalo (gift card) si el dinero se recibió o se envió de esa forma.
  • Repórtalo a la FTC en el siguiente enlace.

A pesar de ser víctima de una estafa de romance que no condujo a pérdidas, Maira celebró luego su cumpleaños número 50 y espera que su deseo de conseguir pareja se cumpla.

José Cordero

Licenciado en Comunicación Social por la Universidad de Los Andes, Venezuela. Periodista de La Noticia. jcordero@lanoticia.com

Deja un comentario