Sammis Reyes no sabía ni siquiera hablar inglés cuando junto a su familia desempacó su valija en Estados Unidos.

Tenía solo 50 dólares en el bolsillo y un profundo temor a un mundo completamente desconocido

El chileno tenía apenas 14 años de edad, pero ante la adversidad supo forjar su carácter hasta hacer de su mentalidad un fuerte de hierro tan estoico como su corpulento cuerpo.

Y es que su portentoso físico es una auténtica máquina que ahora lo tiene dentro de la NFL a pesar de nunca haber jugado futbol americano en su vida.

Tan pronto se estableció en territorio estadounidense, al andino le llamó poderosamente la atención el deporte de las tacleadas.

Sin embargo, al no entender del todo esta disciplina prácticamente desconocida en su natal Chile, optó por el baloncesto.

Ahí destacó tanto que jugó para la Universidad de Tulane hasta ser seleccionado nacional de su país

La cena en Nueva York que cambió su vida

Pero un buen día, un agente lo citó con su familia para tentarlo a cambiar las duelas por el emparrillado.

“Toda mi vida desde que llegué a Estados Unidos los entrenadores me han tratado de convencer de jugar el deporte”, dice Sammis en una videoconferencia.

“Lo practiqué por una semana en high school y era mi experiencia más seria con el deporte”.

“Pero mi familia y amigos, fuimos a cenar en New York y un agente me convenció”. 

Esa reunión hizo al chileno replantearse seriamente su futuro, al entender cómo su cuerpo podía funcionar mejor con el ovoide.

“Me dijo que tenía talento físico y una mentalidad ganadora; que estaba desperdiciando mis cualidades en el basquetbol”, recuerda el atleta de 25 años. 

“Explicó que yo iba a terminar jugando quién sabe dónde en otro país y no iba a ser en NBA”.

Pero me dijo que tenía chance real de ir a NFL; algo hizo clic en mi cerebro, plantó esa semilla”.

Sammis Reyes, jugador de Washington Football Team

Fue entonces que se puso como meta un año para hacer brotar —aún más— su musculatura y así transformar su físico más enfocado al futbol americano

“Me puse a ver videos, vi que podía jugar de ala cerrada; me puse a hacer ejercicio”, describe. 

Entrené con un entrenador y le dije ‘quiero que analices la realidad si puedo llegar a NFL o no’”.

Y así, bastó una hora de entrenamiento con el coach para ambos convencerse de que realmente podía forjar su cuerpo a modo de ingresar a la liga.

“Me hice una meta de 365 días, pasaron y no puedo parar ahora”.

El Pro Day de la NFL fue su vitrina

Fue así que logró formar parte del International Pathway Program y ganarse un lugar en el Pro Day el mes pasado.

Allí dejó boquiabiertos a cuantos scouts presenciaron esas cualidades que explotó.

Pero quizás nada de eso habría ocurrido de no ser por los videos que le recomendaron de Tony González.

El exjugador de Atlanta y Kansas City se convirtió en su mayor inspiración al haber sido un basquetbolista que se transformó en ala cerrada.

Hasta hacer una revolución en la NFL, tal y como pretende hacerla Sammis.

“Uno de los primeros highlights que pude ver de futbol americano, buscaba a algún jugador”, dice. 

“La gente me había dicho que Tony González había hecho la transición de basquetbol a futbol americano, entonces profundicé y miré sus mejores jugadas”. 

“Mostraban una combinación de jugadas de basquetbol dentro de una cancha de futbol americano y eso me enamoró del deporte”.

“La habilidad de Tony para crear espacios y saltar alto dentro de la cancha para ser un deportista muy versátil dentro de la cancha de americano”.

Con la inspiración del ex Chiefs y Falcons, Reyes deslumbró en la Universidad de Florida en el Pro Day.

Lo hizo con su crono de 4.65 en las 40 yardas, 31 repeticiones de barra y un salto vertical de 1.01 metros. 

A tal grado que —pese a no tener experiencia en un emparrillado— se acercaron a él scouts como abejas a la miel.

“La meta más realista es ser parte del roster dentro de la cancha todos los domingos”, considera. 

“Creo que los últimos días se notó que soy parte ya de este deporte, que no soy más jugador de basquetbol, soy de futbol americano”. 

“Tuve la oportunidad, suerte y bendición de poder hablar con más de 15 equipos de NFL”. 

Washington Football Team lo firmó

Ahora, Reyes pasa la mitad o hasta tres cuartos de su día en el centro de entrenamientos que queda a veinte minutos de su casa.

Esto, luego de que el pasado 13 de abril se convirtiera en el primer chileno en la historia en firmar con un equipo de NFL.

Los hizo con el Washington Football Team, equipo que creyó en él pese a que jamás ha jugado futbol americano.

“Me vine a Estados Unidos cuando tenía 14 años con 50 dólares en el bolsillo, no creo que haya algo más difícil que eso”, dice.

“Creo que por haber jugado basquetbol, la destreza del basquetbol, la habilidad para correr, para saltar, para cortar y para moverse dentro de la cancha se transfiere súper a la cancha de futbol americano y no se me ha hecho tan difícil”.

Sammis creció viendo el futbol por la televisión durante su niñez al ser el deporte predilecto en Chile

A menor escala veía basquetbol, pero definitivamente no tenía idea de lo que era el futbol americano.

“La mayoría de la gente sabe que el futbol americano no se ve mucho, en Chile no se ve mucho”, reconoce. 

Crecí viendo basquetbol y futbol soccer, pero naturalmente cuando llegué a Estados Unidos me llamó la atención por ser un deporte tan físico y agresivo”. 

“Ahora estoy tratando de dejar a la comunidad latinoamericana lo mejor posible”.

“Ya he logrado ir a varios partidos acá; cuando vivía en New Orleans me quedaba a 15 minutos el estadio de los Saints, la ciudad entera se pintaba el equipo de la ciudad”. 

Pero el día que me ponga la camiseta y salga a una cancha eso va a solidificar; por todo lo que he trabajado, tengo ansias y estoy contento de poder estar en un equipo esta temporada”.

Sammis Reyes, jugador de Washington Football Team

Cuando Sammis Reyes comenzaba a forjar su criterio, notaba que su cuerpo tenía la capacidad de hacer cosas grandiosas como los grandes atletas que causaban eco mundial en sus respectivas disciplinas

Entonces, se dio cuenta que de llegar a la cumbre como ellos tenía que impactar en las nuevas generaciones de manera positiva

A diferencia de futbolistas de su país que daban de qué hablar tanto en el campo de juego como en la vida nocturna.

“Me considero una persona muy humilde”, afirma. 

“Me enfoco en lo que debo hacer en el momento, esto es de mentalidad y nadie habla de mentalidad en Chile”. 

“Cuando era niño y los deportistas salían en la tele nadie hablaba de mentalidad”. 

″Era cuando los futbolistas salían de fiesta y el fin de semana cometían errores, entonces creciendo en mi niñez veía deportistas y no era lo que quería simbolizar”. 

Reyes es sinónimo de resiliencia al vivir la inmigración en carne propia en plena adolescencia.

Por lo que confía en que al contar su historia, los jóvenes vean una inspiración.

“Quería que cuando fuera deportista transmitiera otra cosa que los niños pensaran que así podían estar en mi lugar”, dice. 

“Porque siento que hay que darle más al mundo de lo que pide”. 

Esa es mi mentalidad, que salga en las noticias creo que es muy bueno, porque es mi ideología, mi forma de pensar”.

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS:

NFL extiende calendario a 17 juegos de temporada regular y recorta pretemporada

¿Se ha disputado algún Super Bowl en Carolina del Norte?

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario