Jamie Lynn Spears aseguró este miércoles que trató de ayudar a su hermana Britney Spears a deshacerse de la tutela legal de su padre de 13 años.

La menor de las Spears dijo en Good Morning America que estaba feliz por el triunfo legal de su hermana y confesó que cuando se estableció la tutela, ella no sabía de lo que se trataba debido a que tenía 17 años y esperaba a su primer hijo.

Lynn confesó que ella le dio contactos a Britney para "acabar con la tutela" y se encargó de hablar con el anterior equipo legal de su hermana, debido a que no quedaron en buenos términos. Jamie aseveró que nadie más de su familia ayudó a su hermana.

Antes de que Britney recuperara su tutela legal, Jamie Lynn había era la elegida para repartir los bienes de su hermana a sus sobrinos en caso de que algo le sucediera a la cantante; sin embargo, la exestrella de Zoey 101 reconoció que "no quería involucrarse hasta que [Britney] estaba fuera de su tutela”.

“Solo la he amado y apoyado y he hecho lo correcto por ella y ella lo sabe, así que no sé por qué estamos en esta posición en este momento”, declaró Jamie Lynn.

¿Por qué el padre de Britney tenía su tutela legal?

En 2008, luego sufrir un colapso mental, Britney Spears ingresó involuntariamente a una tutela legal que daba facultad a su padre, Jamie Lynn Spears, de tomar decisiones médicas y financieras por la cantante.

El año pasado, Britney declaró en la corte que las decisiones de su padre iban más allá de lo establecido legalmente en la tutela y aseguró que la obligó a hacer cosas como colocarse un DIU, además de  darle una gasto semanal de $2,000 para gastos, a pesar de contar con un patrimonio neto de $ 60 millones. 

Britney también aseveró que Jamie Lynn y su madre, Lynne Spears, se beneficiaron de su tutela. Incluso considera demandar a su familia. La familia ha negado las acusaciones.

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario