La Iglesia Evangélica Luterana de América hizo algo sin precedentes e histórico, pues este fin de semana ordenó a su primera obispa abiertamente transgénero.

Megan Rohrer de 41 años fue elegida para servir por seis años en el Sídono de Sierra Pafific, donde supervisará a 200 congregaciones al norte de California y Nevada, después que el actual obispo anunció su retiro.

“Es una lección de humildad. “Es inspirador. Y creo que soy muy consciente de que este llamado es más grande que yo, que se trata de servir a Dios y se trata de un lugar en la historia que significa mucho para mucha gente”, comentó Megan Rohrer a CNN.

Esto es un hecho histórico, pues en muchas religiones no está bien visto el homosexualismo, ni las personas transgénero; sin embargo, esto muestra una apertura a la diversidad entre las personas.

"Asumo este papel porque una comunidad diversa de luteranos en el norte de California y Nevada votó con oración y consideración para hacer algo histórico. “Mi elección celebrará todo lo que es posible cuando confiamos en que Dios nos guiará hacia adelante", comentó Rohrer en un comunicado.

Rohrer fue ordenado sacerdote en 2006 y fue pastor de la Iglesia Luterana Grace en San Francisco en 2014. Además es uno de los siete pastores de la comunidad LGBTQ+ que fueron aceptados en la iglesia en 2010, después que la misma aceptara a ordenación de pastores entre personas del mismo sexo.

Apolo Valdés

Lic. En Comunicación y Periodismo por la UNAM, con 14 años en medios de comunicación. Amante de la lucha libre, videojuegos y la cultura geek. "This is the way".

Deja un comentario