Foto: @RCTNSheriff

El olfato de un perro policía consiguió que una niña fuera rescatada de manos de su padre, quien la escondió de su familia.

En el mes de junio, una pequeña de seis años fue secuestrada por su padre, en un condado en Tennessee, ocasionando un gran movilización de los agentes y tecnología de localización pero nada funcionó.

Sin embargo, la policía decidió usar un método más tradicional. Fue así que llamaron a Fred, un perro policía quien utilizando su olfato consiguió dar con el paradero de la niña.

El sabueso fue capaz de localizar un olor que conducía hacia una construcción ubicada en la propiedad”, informó el comisario Patrick Rey.

El perro policía encontró a la niña secuestrada

Los agentes hicieron que Fred olfateara una pertenencia del padre, quien se había llevado a la pequeña. Después llegaron a una zona sospechosa, donde de inmediato el pequeño animal comenzó a rastrear.

Después de unos minutos llegó a un cobertizo y olfateó una puerta, de inmediato se sentó señalando que había terminado su trabajo.

La policía entró al lugar y encontraron al hombre y a la pequeña, quien de inmediato abrazó al perro.

El can fue felicitado por sus cuidadores y como recompensa le dieron pollo y pizza.

Apolo Valdés

Lic. En Comunicación y Periodismo por la UNAM, con 14 años en medios de comunicación. Amante de la lucha libre, videojuegos y la cultura geek. "This is the way".

Deja un comentario