La fiesta de la Virgen del Valle se celebra cada 8 de septiembre, cuando millones de feligreses le brindan oraciones para elevar sus peticiones en tiempos difíciles.

La coronación canónica de esta virgen se realizó en el año 1911. Es considerada la patrona de los mares y de los pescadores, así como de la región del oriente venezolano.

Historia de la Virgen del Valle

En el año 1530 llegó a la isla de Cubagua la imagen de la Inmaculada Concepción procedente de España. La iglesia donde habitaba quedó devastada por el paso de un huracán el 25 de diciembre de 1541, pero la imagen de la virgen quedó milagrosamente intacta. Desde ahí la llevaron a una hacienda en El Valle, en la isla de Margarita; más adelante comenzaron a llamarla Virgen del Valle.

Se convirtió en una imagen milagrosa en 1608, cuando una sequía invitó en señal de fe a los margariteños a sacar a la virgen en procesión Cuenta la historia que al llegar a la ciudad de La Asunción comenzó a llover.

Te puede interesar: Divina Pastora: tercera advocación mariana más numerosa del mundo. ¿Cómo pedirle un milagro?

Oraciones a la Virgen del Valle

I

Dulce Madre del Valle, la de entornados ojos:
con cuanto amor mi alma en la tuya se extasía para llenar tus manos de luz y de ambrosía. Tuya es mi mente.
Madre; tuyo lo más sagrado que mi pecho encierra; lo ofrecí desde niño cuando a tus pies postrado, tímido, emocionado, en mis manos llevaba las flores del cariño.
Yo me acuerdo de Ti, sí, en mi dulce inocencia cuando en tus dulces ojos se encontraban los míos, y mirándote fijo brillaba en mi conciencia el faro de tu amor haciendo claros mis días.
Y yo rezaba, sin murmurar plegarias, como rezan los niños cuando son inocentes, pidiendo en mis sollozos fueras intermediaria, ante el excelso trono del Dios, bueno y clemente.
Y pasaron los años, después de largos sueños. mis pasos te siguieron entre espinas y cardos, cuando esfuerzos ingratos tronchaban mis ensueños, Tú me dabas aliento con tus manos de nardos.Cuajó un día mi ilusión en un cáliz de oro, se llenaron mis manos de fragancia de lirios, ensancharon mi pecho los himnos que te imploro, son los himnos supremos de mi amor y delirio.

II

Con tu rosario entre las manos y una dulce mirada misericordiosa
tu imagen, Purísima, nos ha hecho hermanos.
¡Oh Virgen del Valle!
¡Oh Virgen Gloriosa!

Patrona de marinos y en oriente venerada,
Por el amor de estas, tus ovejas
de mares y perlas estás siempre rodeada.
Por eso te rogamos que siempre nos protejas,
Guíanos madre Purísima, por un mar tranquilo de paz,
Devoción y amor hacia tu hijo Jesús. 
Amén.

Oraciones de agradecimiento a la Virgen del Valle

I

Virgen Del Valle, la de abiertas manos milagrosas,
la más tierna, bella y dulce de las madres.

Gracias señora, te doy de corazón,
por lo que has hecho por nosotros tus hijos,
los muchos dones concedidos,
por lo mucho que desde siempre nos has ayudado.

Te doy las gracias por los dones venideros,
por los milagros que esperamos,
los favores futuros que nos darás,
por estar ahí cuando te necesitamos.

¡Oh Virgen del Valle! Dulce Señora de piedad,
dame el consuelo de que, cuando llegue el momento,
entregue mi alma a tus manos,
y sea conducido por ti a la gloriosa inmortalidad.

Así sea. Amén.

II

Madre Santísima del Valle,
a tus pies acudo confiadamente
para pedirte que infundas en mi alma
vivos sentimientos de fe en Jesucristo, tu hijo divino,
porque Él es el camino, la Verdad y la Vida.

Madre Amorosa, concédeme la paz Espiritual,
llévame de la mano a los Sacramentos.
Que en el seno de mi familia reine la comprensión y el amor.

Acepta, Madre Santa, mi más profundo agradecimiento
por los favores que hasta hoy me has concedido
y no desoigas las súplicas que te haga ante la necesidad.
Amén.

Jeralí Giménez

Lic. en Comunicación Social. MBA en Mercadeo. CEO de Link BTL. Disfruto de leer y escribir. Soy madre y esposa agradecida con la vida. jgimenez@lanoticia.com

Deja un comentario