El gobierno requerirá que los visitantes que hagan viajes esenciales, no sean residentes y crucen las fronteras terrestres estén completamente vacunados contra el COVID-19.

Esto incluye a conductores de camiones, trabajadores de emergencias o del gobierno y viajeros esenciales que ingresen por ferry. Deberán apegarse a esta medida a partir del 22 de enero, de acuerdo con fuentes oficiales.

Un alto funcionario del gobierno dijo que el requisito, que la Casa Blanca anticipó en octubre, alinea las reglas para los que hacen viajes esenciales con las que entraron en vigencia a principios de noviembre para los que viajan por placer.

Las reglas atañen a los no estadounidenses. Los ciudadanos estadounidenses y los residentes permanentes pueden ingresar al país independientemente de su estado de vacunación, pero enfrentan requisitos de pruebas adicionales. Las autoridades creen que éstos contraen y propagan el COVID-19 más fácilmente, y para alentarlos a vacunarse.

El gobierno de Biden desfasó el requisito para los viajeros esenciales por más de dos meses respecto a cuando entró en vigor la orden para los visitantes no esenciales (el 8 de noviembre) para evitar interrupciones, particularmente entre los conductores de camiones que son vitales para el comercio en Norteamérica.

Si bien la mayor parte del tráfico transfronterizo se cerró en los primeros días de la pandemia en 2020, los viajeros esenciales han podido transitar sin obstáculos.

Con información de AP.

Jeralí Giménez

Lic. en Comunicación Social. MBA en Mercadeo. CEO de Link BTL. Disfruto de leer y escribir. Soy madre y esposa agradecida con la vida. jgimenez@lanoticia.com

Deja un comentario