Mientras sigue la investigación sobre la masacre en la escuela primaria en Texas surgen más indicios que intentan explicar la conducta retorcida que llevó a Salvador Ramos a disparar a niños inocentes.

Del atacante de 18 años se sabe que no proviene de un hogar estable. De hecho vivía con sus abuelos debido a que su madre tenía adicción a las drogas. Ella mismo salió a declarar que su hijo no tenía antecedentes de problemas mentales, pero el hecho de haber disparado a su abuela antes de arremeter contra niños pone en duda esta afirmación.

Te puede interesar:

Parece tarde para saberlo con exactitud. Pero en el intermedio aparecen dos aspectos de Ramos que habrían despertado su odio.

¿Salvador Ramos, tirador de Texas, se alimentó del bullying y la violencia de los videojuegos?

Fuentes cercanas a Ramos dijeron que él era víctima de bullying. De acuerdo con amigos cercanos el joven era acosado por tartamudear y usar delineador de ojos. También por su adicción a los videojuegos y por su situación económica.

Familiares han dicho que él no se sentía cómodo en la escuela por la misma situación.

Y parece que no se esforzaba en ocultarlo. Surgió que algunos comentarios en los mismos videojuegos habrían advertido su plan de atacar una escuela. Un supuesto testigo reveló que Ramos estaba molesto luego de perder un juego que destaca por la violencia. Cuentan que amenazó con "disparar una escuela" usando un "AR-15", el mismo rife que utilizó Ramos.

Todavía falta que la investigación determine la veracidad de esa información.

Te puede interesar:

Salvador Ramos compró legalmente dos rifles de asalto solo unos días antes del tiroteo y luego de cumplir 18 años de edad. Uno lo usó para llevar a cabo el tiroteo y el otro estaba en el vehículo que estacionó frente a la escuela.

jerali-gimenez-journalist

Jeralí Giménez

Lic. en Comunicación Social. MBA en Mercadeo. CEO de Link BTL. Disfruto de leer y escribir. Soy madre y esposa agradecida con la vida. jgimenez@lanoticia.com