Dos peleadores de MMA profesionales se convirtieron en héroes al abatir a un asaltante que disparó un arma de fuego en un restaurante en Texas.

De acuerdo a reportes policiales, el sospechoso entró a un restaurante de sushi ubicado en el 3900 de Westheimer Road, en Houston, y comenzó a disparar al techo alrededor de las 11:20 p.m.

Entre los cerca de 50 comensales, estaba el peleador de la UFC Kevin Holland y su compañero de práctica, Patrick Robinson, que estaban de visita en la ciudad, y quienes actuaron de inmediato para detener al agresor.

“Estábamos comiendo cuando se escuchó el balazo, todo se detuvo. Junto a mi amigo corrimos hacía él, lo tumbamos y le quitamos el arma, también una mochila, lo detuvimos hasta que llegaron las autoridades”, contó Robinson.

"Nosotros luchamos para vivir, eso es lo que hacemos, somos luchadores, fue un instinto, por eso nos hicimos cargo, corrimos y lo detuvimos antes de que le disparara a alguien más y resultaran heridos”, agregó.

¿Qué sucedió con la policía?

Las autoridades explicaron que el Departamento de Policía de Houston recibió un reporte de tiroteo en un restaurante de sushi. Al llegar al lugar, el agresor ya había sido detenido por varios clientes.

El sospechoso fue identificado como un hombre latino de 24 años que era buscado por no presentarse ante la corte.

Los oficiales reconocieron la valiente reacción de los peleadores.

“Si no hubiera sido por la rápida respuesta de los clientes que le quitaron el arma, quién sabe qué pudo haber pasado”, declaró Ricardo Salas, portavoz del Departamento de Policía de Houston.

Foto del avatar

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com