Un niño de 13 años era el conductor de la camioneta contra la que se estrelló un autobús que transportaba a un equipo de golf de una universidad de Nuevo México el miércoles en Texas. El accidente dejó nueve muertos.

El autobús llevaba un neumático de repuesto en lugar de la llanta delantera izquierda, la cual falló y provocó que se estrellara contra la camioneta, que era conducida por el menor de edad, informó el vicepresidente de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte, Bruce Landsberg. 

"Un niño de 13 años estaba al volante de la camioneta", dijo Landsberg en conferencia de prensa.

Landsberg detalló que el neumático de repuesto no era como los convencionales, pero se parecía al resto de las llantas.

El camión llevaba a estudiantes miembros de los equipos masculino y femenino de golf de la  Universidad del Suroeste.

¿Quiénes fueron las víctimas?

Seis estudiantes y un entrenador murieron a bordo del camión, mientras que el niño de 13 años, no identificado, y uno de sus acompañantes, Henrich Siemens, de 38 años, perdieron la vida en la camioneta.

Los estudiantes y el entrenador muerto fueron identificados por las autoridades como Tyler James, de 26 años; Mauricio Sánchez, de 19; Travis García, de 19; Jackson Zinn, de 22; Karisa Raines, de 21; Laci Piedra, de 18; y Tiago Sousa, de 18.

¿Hubo sobrevivientes?

Los también tripulantes de la camioneta, Dayton Price, de 19 años, y Hayden Underhill, de 20, sobrevivieron y se encuentran en estado crítico.

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com