Una niña de 11 años, estudiante de la escuela primaria Robb en Uvalde, salvó la vida de la masacre en la escuela en Texas, manchándose con la sangre de una de sus amigas.

Podría interesarte:

La menor de nombre Miah Cerillo, fue testigo de los disparos realizados por Salvador Ramos, el hombre de 18 años que mató a 19 niños y dos adultos.

Según comentó su tía Blanca Rivera, a Click 2 Houston, la pequeña "Mi cuñada dijo que [Miah] vio a su amiga llena de sangre, y ella recibió sangre y se la puso a sí misma".

Según reportaron las autoridades Miah resultó herida y tiene fragmentos de bala en la espalda. Aunque de momento no se sabe que tratamiento llevará, fue dada de alta del hospital.

La tía de la pequeña aseguró que la pequeña está en shock y ha tenido ataques de pánico desde el día del tiroteo.

"En este punto, solo tenemos que orar y pedirle a Dios que nos ayude a avanzar a través de esta situación. Sé que es traumatizante y tener a una niña de 11 años pasando por esto, no puedo imaginar lo que está sintiendo".

Apolo Valdés

Apolo Valdés

Lic. En Comunicación y Periodismo por la UNAM, con 14 años en medios de comunicación. Amante de la lucha libre, videojuegos y la cultura geek. "This is the way".