Autoridades reportaron un cúmulo de incendios forestales en regiones como Nuevo México y Colorado, además, por los desastres naturales se reportan al menos dos personas fallecidas y podrían ser más con el paso de las horas.

Te puede interesar:

Bomberos intentaban sofocar las intensas llamas en un pueblo de Nuevo México

Los bomberos exploraron las laderas de las montañas afectadas por la sequía alrededor de un pueblo de Nuevo México, esto, mientras buscaban oportunidades para frenar el incendio forestal impulsado por el viento que un día antes había quemado al menos 150 casas y otras estructuras.

Este incendió desplazó a miles de residentes y forzaba la evacuación de dos escuelas. Las casas se encontraban entre las estructuras que se habían quemado, pero hasta el miércoles las autoridades no tenían un recuento de cuántas fueron destruidas en el siniestro que incendió al menos 16.6 kilómetros cuadrados de bosque, maleza y pasto.

"Este incendio ocurrió en el lado este de la comunidad de Ruidoso", dijo Laura Rabon, vocera del Bosque Nacional Lincoln. 

Rabon anunció evacuaciones de emergencia de un área densamente poblada durante una sesión informativa el miércoles por la tarde, cuando el fuego saltó una carretera donde las cuadrillas intentaban mantener la línea.

Así también, Rabon dijo a la gente que subiera a sus autos y se fuera. La policía estatal de Nuevo México emitió un comunicado el miércoles por la noche diciendo que dos personas fueron encontradas muertas en una residencia.

Sus identidades no se darán a conocer hasta que la Oficina del Médico Forense pueda identificarlos positivamente. Los fuertes vientos impidieron la suspensión forzada del ataque aéreo sobre las llamas y evitaron que las autoridades tuvieran una mejor estimación de cuánto había crecido el fuego.

Pero algunos aviones regresaron al aire cuando los vientos disminuyeron al final del día, y siete aviones cisterna y dos helicópteros ahora fueron asignados al fuego, dijeron funcionarios del Servicio Forestal el miércoles por la noche.

Los incendios pueden aumentar por una extensa sequía

Mientras se investigaba la causa del incendio, los bomberos y los meteorólogos advirtieron el miércoles que las persistentes condiciones secas y ventosas habían provocado advertencias de bandera roja para una amplia franja que incluía casi todo Nuevo México, la mitad de Texas y partes de Colorado y el Medio Oeste.

El martes, hubo cinco nuevos incendios y casi 1,600 bomberos forestales y personal de apoyo intentaron contener grandes incendios en las áreas suroeste y sur de las Montañas Rocosas, según el Centro Nacional Interagencial de Bomberos.

Un clima más cálido y seco, junto con décadas de extinción de incendios, contribuyeron a un aumento en la cantidad de acres quemados por incendios forestales, dicen los científicos especializados en incendios.

Y el problema se ve exacerbado por una sequía occidental de más de 20 años que los estudios vinculan con el cambio climático causado por el hombre.

La temporada de incendios se convirtió en todo el año dadas las condiciones cambiantes que incluyen el derretimiento temprano de la nieve y la lluvia que llega más tarde en el otoño.

En Ruidoso, las autoridades declararon el estado de emergencia y dijeron que las clases escolares se cancelaron el miércoles ya que la aldea, a unos 225 kilómetros al noreste de El Paso, Texas, se enfrentó a cortes de energía debido a la caída de las líneas eléctricas.

Las residencias que se quemaron eran en su mayoría una combinación de casas rodantes y viviendas unifamiliares. Además, a cerca de 4,000 personas les ordenaron evacuar el martes.

Ruidoso en 2012 tuvo uno de los incendios forestales más destructivos en la historia de Nuevo México, cuando un rayo provocó un incendio que destruyó más de 240 casas y quemó casi 181 kilómetros cuadrados.

Con información de AP

Emmanuel Gutiérrez

Lic. Comunicación Social. Amante del periodismo, redes sociales, música, techno, deportes y videojuegos. La comunicación es el primer paso para llegar a un acuerdo. egutierrez@lanoticia.com