Theodore Robert Bundy, mejor conocido como Ted Bundy, fue uno de los asesinos seriales más recordados de Estados Unidos, pues se le atribuyen 30 homicidios de mujeres.

Bundy nació en Cowell en California el 24 de noviembre de 1946, posteriormente cambió su residencia a Tacoma, Washington donde vivió junto a su madre, quien se casó con Johnnie Culpeper Bundy, de quien Ted adoptó su apellido, pues nunca conoció a su padre.

Tuvo una vida normal hasta 1974. Antes de ese Obtuvo su licenciatura en psicología y fue un buen estudiante. Conoció a Stephanie Brooks con quien tuvo una relación, la cual terminó dos años después de comenzar en 1967.

Bundy no pudo superarla e intentó varias veces de reconquistarla; posteriormente la olvidó y estuvo estudiando Derecho, siendo un estudiante brillante.

Pero en 1973 se reencontró con Brooks, con quien reinició la relación pero duró pocos meses, porque él la dejó inexplicablemente.

Ted Bundy se convierte en asesino

Pese a sus buenas notas y ser considerado un gran estudiante, comenzó a robar en casas y comercios. Después en 1974 atacó a Joni Lenz de 18 años, a quien violó con la pata de una cama. La golpeó tanto que aunque no murió quedó con daño cerebral permanente.

Días después atacó a una estudiante de psicología llamada Lynda Ann. Entró a su dormitorio y la noqueó, la secuestró y la mató, su cuerpo fue encontrado un año después.

Ese mismo año asesinó a varias jóvenes de entre 16 y 22 años de edad, se calcula que fueron un total de 12. La policía comenzó a buscar al asesino, pero Bundy cubrió bien su rastro por mucho tiempo, por lo que pudo seguir su violenta racha.

Después de un par de años de seguir cometiendo delitos, después de que se pudiera establecer un retrato hablado, una amiga cercana de una de sus exnovias llamada Meg Anders lo reconoció y la misma Meg facilitó fotos actuales, pero las autoridades desecharon que fuera el mismo.

Foto: AP

Sin embargo, el 16 de agosto de 1975 Bundy fue detenido cuando no permitió una revisión, pues se encontraron unas esposas, cinta y una palanca de metal. Fue ahí cuando la investigación finalmente se volcó en él.

Juicios y fugas

Parecía que el tema sería zanjado pronto cuando en 1976, Ted Budy fue sentenciado a 15 años por secuestro agravado de una de sus víctimas que sobrevivieron, Carol DaRonch.

Pero antes de su segundo juicio, escapó al haber indicado que él se defendería solo y en una visita a la biblioteca escapó. Aunque fue detenido seis días después.

Sin embargo el 30 de diciembre de 1977 volvió a escapar de las autoridades cuando escapó por el techo de la cárcel.

Pero en lugar de esconderse, continúo con sus crímenes y atacó a varias mujeres el 14 de enero de 1978 en la Universidad de Florida. Antes de ser detenido lesionó a varias mujeres y asesinó a tres.

Foto: AP

Finalmente en el segundo juicio fue declarado culpable aunque Bundy negó haber asesinado a sus víctimas y fue sentenciado a la pena de muerte. Aunque tiempo después confesó varios de los crímenes.

Finalmente el 24 de enero de 1989 fue electrocutado en la silla eléctrica. Falleció a la edad de 42 años.

Apolo Valdés

Lic. En Comunicación y Periodismo por la UNAM, con 14 años en medios de comunicación. Amante de la lucha libre, videojuegos y la cultura geek. "This is the way".

Deja un comentario