Una de las herencias del mandato de Donald Trump fue una política migratoria envuelta en un argumento de salud, que impedía pedir asilo a las personas que llegaban a la frontera por evitar la propagación del COVID-19. La medida obligaba la expulsión de los migrantes a México u otros países de origen.

La invocación al Título 42 bajo la administración Trump, al comienzo de la pandemia de COVID-19, fue la excusa para que el Departamento de Seguridad Nacional impidiera procesar los asilos a los migrantes. A pesar de las críticas, el gobierno de Joe Biden mantuvo la orden hasta que el 1 de abril del 2022 anunció la intención de poner fin a la ley antes del 23 de mayo del 2022.

Los planes de Biden encontraron reiterados bloqueos en los tribunales hasta ahora. Entretanto, los recién llegados, incluso con los mejores pronósticos de la pandemia, eran devueltos de inmediato. Sin embargo, México admitió brindar apoyo solo a las personas de Centroamérica y más recientemente a los venezolanos, mientras los demás tenían que volver a sus otros países.

¿Cómo se anuló el Título 42?

El juez Emmet G. Sullivan falló en Washington que la implementación de la ley debía cesar inmediatamente para familias y adultos solos, por ser “arbitraria y caprichosa”. Argumentó que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) no justificaron la política adecuadamente y violaba las leyes de inmigración.

Su decisión de anular y finalizar el Título 42 deja sin efecto la aplicación que estuvo vigente más de dos años y medio. Además, se aplicó para ejecutar cerca de 2.5 millones de expulsiones sumarias desde marzo del 2020, según cifras citadas por American Immigration Council.

Esta es la razón por la que Aaron Reichlin-Melnick, director de política del American Council Immigration, celebró el fallo de Sullivan:

Los problemas de inmigración deben abordarse con leyes de inmigración, no con leyes de salud pública. El Título 42 fue la mayor restricción al asilo desde que el Congreso aprobó la Ley de Refugiados en 1980. Fue una política de gestión fronteriza fallida que causó caos a lo largo de la frontera, dañó inconmensurable a personas inocentes que buscaban nuestra protección y disminuyó nuestra posición en el escenario mundial".

Aaron Reichlin-Melnick

Asimismo, Reichlin-Melnick anticipó que el próximo paso es "la creación de un sistema de protección humanitaria flexible que respete el derecho legítimo a solicitar asilo y trabaje para abordar las causas profundas de la migración".

Por su parte, Rebecca Cassler, abogada principal del Proyecto de Justicia para Inmigrantes del Southern Poverty Law Center, también aplaudió la terminación del Título 42 y esgrimió sus anhelos:

"Esperamos que el gobierno vuelva a inspeccionar y procesar a los solicitantes de asilo en la frontera sur, como exigen las leyes nacionales e internacionales",

dijo Cassler.

¿Cuándo entrará en vigencia la suspensión del Título 42?

A pesar de que Sullivan pidió la inmediata aplicación de la orden, la posible restauración de los procesos normales bajo la ley de inmigración y la consecuente reconstrucción del sistema de asilo tendrá que esperar.

Luego de la decisión, un juez federal estadounidense aprobó el pedido del gobierno de una demora de cinco semanas para el fin de las restricciones al asilo. En ese caso, la política de la era Trump que niega a los migrantes derechos de asilo para prevenir la diseminación del COVID-19, va a expirar ahora el 21 de diciembre.

El juez Sullivan reconoció que los abogados de las familias que solicitan asilo no objetaron el retraso. Además, que el gobierno no estaba cuestionando su decisión, sino simplemente pidiendo tiempo para prepararse.

jerali-gimenez-journalist

Jeralí Giménez

Lic. en Comunicación Social. MBA en Mercadeo. CEO de Link BTL. Disfruto de leer y escribir. Soy madre y esposa agradecida con la vida. jgimenez@lanoticia.com