Rebecca Schaefer es una mujer que quedó huérfana a los cuatro años, sus padres le dejaron una cuantiosa suma de dinero para asegurar su futuro, pero su abuelo y un abogado abusaron de la confianza para robar ese dinero.

Abogado y abuelo robaron $2 millones en herencia de niña huérfana en New York

El abogado Vincent J. Trimarco Jr. fue condenado a 57 meses de prisión por robar $2 millones a Schaefer cuando sólo tenía cuatro años. El litigante era ayudado por el abuelo para tener acceso a la cuenta de esta mujer en Long Island.

Según un reporte, Trimarco usó el dinero para comprar autos de lujo y propiedades de inversión. El juez encontró culpable de abuso de confianza al abogado y decidió sentenciarlo.

Trimarco, de 52 años y residente de Smithtown (NY), se declaró culpable de fraude postal y electrónico en octubre del año pasado. Pasará un largo tiempo tras la rejas, luego de robar esa gran cantidad de dinero.

Rebecca había heredado una fortuna por la muerte de su padre

Rebecca Schaefer hoy tiene 20 años, quedó huérfana siendo una niña, en 2005. Fue criada por su abuela, Debra Schaefer y su abuelo fue parte del plan para despojar a la mujer de su dinero.

De acuerdo con documentos, los fiscales federales argumentaron que Trimarco privó a Schaefer del dinero que se le debía como parte de un acuerdo de $3 millones en 2011 con el condado Suffolk.

El padre de Rebecca, Scott Eriksen, murió en 2005 cuando estaba preso y fue llevado a la cárcel por posesión de marihuana. Falleció por heridas que tuvo en prisión, luego de una pelea con otros reos.

El abogado que defendió a Trimarco, Dennis Ring, explicó que su colega había luchado por obtener el acuerdo de los $3 millones con el condado y desconocía la existencia de la hija del fallecido, situación que nunca pudieron probar.

“En respuesta a estas circunstancias imprevisibles, el señor Trimarco cometió errores. Hoy acepta toda la responsabilidad por ellos”, explicó Ring.

El condado negó que Eriksen sufriera una golpiza, al final llegaron a un acuerdo por $3 millones a su familia. Trimarco y otro abogado se dividieron $1 millón de dólares en honorarios en 2011 y se suponía que los $2 millones restantes iban a ser para la heredera. 

Trimarco y Gary Eriksen, abuelo de Rebecca, recolectaron gran parte del dinero restante, alegando que él era el heredero legítimo y no la niña.

Según reportes, gastaron gran parte del dinero del acuerdo en autos de lujo, propiedades en el condado Suffolk y una inversión en Emporium.

Emmanuel Gutiérrez

Lic. Comunicación Social. Amante del periodismo, redes sociales, música, techno, deportes y videojuegos. La comunicación es el primer paso para llegar a un acuerdo. egutierrez@lanoticia.com

Deja un comentario