Algunos choferes de autobuses escolares en Wake faltaron a trabajar el viernes de la semana pasada y podrían volver a ausentarse esta semana, advirtió a los padres de familia el Distrito Escolar del condado.

Los choferes se reportaron enfermos como parte de una protesta por las malas condiciones laborales. Ante la situación, las autoridades escolares sugirieron a los padres llevar ellos mismos a sus hijos. 

El domingo, WTVD informó que el distrito escolar emitió un comunicado en el que explica a los padres que "las ausencias del conductor del autobús podrían interrumpir los servicios de transporte" esta semana.

"Las áreas afectadas probablemente serán las rutas que no funcionaron el viernes. Si es posible, los padres deben organizar su propio transporte para sus estudiantes si la ruta del autobús se ve afectada", dice el documento.

Aunque las autoridades no revelaron el número exacto de choferes que faltaron, informaron que 400 de los 600 autobuses estaban operando con normalidad.

Por su parte, los choferes aseguran que las autoridades no han atendido sus denuncias sobre el exceso de trabajo y los bajos sueldos.

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario