Un niño de 8 años perdió la vida al recibir un disparo en la madrugada de este viernes. Alrededor de las 2:00 de la mañana la policía de Concord, Carolina del Norte, fue notificada sobre el suceso y minutos después de que las autoridades arribaran al lugar de los hechos, el menor de edad fue declarado muerto.

Todo ocurrió en Ramsgate Drive SW, en una subdivisión de Zion Church Road East. Los agentes encontraron el cuerpo sin vida del niño tras haber recibido un disparo con un arma de fuego y aunque paramédicos trataron de reanimarlo, era demasiado tarde.

Habría sido un accidente

La investigación preliminar parece mostrar que el arma se disparó accidentalmente y alcanzó al menor. Las autoridades confirmaron que todas las versiones apuntan a que un amigo de la familia estaba en la casa y, en algún momento, el arma se disparó y mató al niño.

“Parece que la descarga del arma de fuego fue accidental”, dijo el Mayor de Policía de Concord, Robert Ledwell Jr a los medios presentes.

“Creo que hay que practicar la seguridad extrema de las armas de fuego. No tengo todos los detalles sobre lo que estaba pasando en el momento en que se disparó el arma”, abundó.

Paramédicos, sin éxito

Una ambulancia llegó poco después de que el 911 recibiera la llamada de auxilio, pero los paramédicos lo encontraron sin signos vitales y no pudieron reanimarlo.

El hombre que presuntamente detonó el arma fue llevado a la sede de la policía, pero como todas las declaraciones de los testigos confirmaron que el tiroteo fue un accidente, aún se desconoce qué ocurrirá con él.

Según reportó el Canal 9, los investigadores entraron y salieron de la casa en múltiples ocasiones durante la mañana. Reporteros del canal divulgaron imágenes de lo que aparenta ser un agujero de bala en una ventana del segundo piso de la propiedad donde ocurrió la tragedia.

No se ha revelado ninguna otra información, pero la policía espera proporcionar una actualización sobre este caso en el transcurso de este viernes.

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario