Ser un inmigrante y perder a un familiar durante la pandemia es un infortunio del que fueron víctimas muchas personas en Carolina del Norte.

Un grupo de trabajadores inmigrantes en la industria textil del condado de Randolph perdieron a sus compañeros de trabajo y familiares a causa del coronavirus. Fue así entonces que decidieron emprender un negocio en busca de mejorar su situación económica.

Bajo el nombre de Hecho en Carolina (en español), ellos cortan, tiñen y cosen mascarillas faciales a mano.

Las mascarillas fueron diseñadas rigurosamente durante el verano para su uso diario por educadores de primera línea del condado de Guilford.

Muchos de ellos trabajaban en sitios de distribución de comidas en las escuelas.

Los inmigrantes y las mascarillas

Ahora, el grupo también se asoció con una empresa de serigrafía de Greensboro, propiedad de Black, para imprimir máscaras personalizadas.

“Hoy en día, uno de los únicos negocios de costura de mascarillas en el país, dirigido completamente por trabajadores esenciales, para trabajadores esenciales, lanzó una tienda en línea”, informó la asociación en un comunicado.

"Para que más personas puedan acceder a sus mejores máscaras durante la tradicional primera semana de compras navideñas”, abundó.

Desde el verano, la empresa ha producido más de 5,000 máscaras para agencias sin fines de lucro que las distribuyen a personas en cuarentena por el virus.

También a grupos de participación de votantes que las usaron mientras realizaban encuestas a los votantes en octubre y noviembre.

Disponibles en internet

Ahora, por primera vez, los consumidores también pueden comprarlos en la web y en Facebook.

"Tantas máscaras faciales que probamos no funcionaron durante todo el día, por eso nos emocionamos cuando Siembra NC y Hecho en Carolina se interesaron en diseñar una máscara que sí funcionara", dijo Todd Warren, presidente de la Asociación de Educadores del Condado de Guilford.

"Estas máscaras son ajustables, tienen un bolsillo de filtro, son geniales”, aseguró.

Todos los trabajadores son miembros de Siembra NC, un grupo de inmigrantes de base de Carolina del Norte que ha ayudado a los inmigrantes a crear "Alivio para todos" durante la pandemia al recaudar.

Altruismo y mascarillas

En Siembra NC han logrado distribuir más de 370,000 dólares de asistencia en efectivo a personas que no son elegibles para ninguna forma de ayuda federal.

Han dando más de 22,000 mascarillas en vecindarios de inmigrantes e incubando una pequeña empresa para ayudar a los trabajadores textiles a compensar la pérdida de ingresos.

"No sabía qué hacer cuando nuestro empleador se negó a tomar alguna medida para mantenernos seguros en el trabajo, una vez que la gente empezó a enfermarse”; dijo Leticia Mercado, una trabajadora textil de Carolina del Norte y abuela de México.

“Pero afortunadamente pudimos crear un negocio para ayudar a otras personas y ayudarnos a mantenernos seguros”, puntualizó.

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario