Las hospitalizaciones por COVID-19 han disminuido desde el pico a principios de este año en Carolina del Norte.

Sin embargo, todavía llegan nuevos pacientes por coronavirus a los hospitales todos los días.

Por lo que esto está afectando a los trabajadores de los hospitales que están en primera línea.

Jennifer Snell es una enfermera titulada que trabaja en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital UNC Rex.

Y aún no descansa en su lucha por salvar vidas en pandemia.

"Todavía es agotador, todavía te pasa factura y es agotador", dijo Snell a CBS 17.

Snell se ha ocupado de algunos de los pacientes con COVID-19 más enfermos durante el último año.

"Es muy diferente de lo que he visto en mis 23 años de enfermería", dijo Snell.

“Con el virus, los pacientes cambian”.

A veces les irá bien, luego puede que pasen un par de horas y no les vaya tan bien”.

“Luego tenemos que intubarlos y ponerlos en un ventilador".

Snell dijo que en su unidad tienen cinco pacientes con COVID, pero en enero, durante su pico, tenían hasta 24 pacientes en cuidados críticos.

"Ha mejorado, solo porque no creo que haya estado trabajando tanto", dijo Snell.

Aunque ya no trabaja seis días a la semana, dijo que todavía se le pide que trabaje un día más cada dos o tres semanas.

Ya que los pacientes que tienen todavía están muy enfermos.

"A veces, pasa de 3 a 4 horas en la habitación de un paciente, dependiendo de qué tan enfermo esté", dijo Snell.

Dado que los pacientes de COVID no pueden recibir visitas, ella a menudo ayuda a coordinar las llamadas de Facetime.

Y a veces, esta es la última vez que estos pacientes ven a sus seres queridos antes de morir.

“Si tenemos que intubar a alguien y ponerlo en el ventilador y tiene que despedirse de su ser querido, no sabes si va a salir o volver a verlo, eso ha sido difícil”, puntualizó.

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS:

Trabajadores agrícolas y avícolas de Carolina del Norte se sienten desprotegidos frente al COVID-19

Medicamento podría contrarrestar COVID-19 de 24 a 36 horas

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario