Hace 35 años Jessica Gutiérrez, una niña latina de Carolina del Sur, desapareció y no fue sino hasta este viernes que un hombre de Wake Forest fue acusado en relación al secuestro y asesinato de la menor, por lo que la familia quiere la pena de muerte para el hombre acusado de los delitos.

El 6 de junio de 1986, en el condado de Lexington, Jessica desapareció sin dejar rastro, no estaba en ningún lado cuando su familia despertó aquel día y ahora la familia no puede creer que 3 décadas y media después haya llegado el día en que la policía identificara y arrestara al que señalan de haber realizado los crímenes.

El acusado es Thomas Eric McDowell, quien está acusado del asesinato, secuestro y robo de la menor de 4 años.

Aunque ya fue llevado al Centro de Detención del condado de Wake Forest, sin derecho a fianza, la familia quiere la pena de muerte para el hombre que asesinó a la niña latina de SC hace 35 años.

De acuerdo con órdenes judiciales, las huellas de McDowell fueron una pieza clave en la evidencia. La principal teoría es que McDowell irrumpió en la habitación de la niña en la media noche tras lo cual la secuestró.

"Mi madre ha luchado tan duro durante casi 36 años por justicia para mi hermana. En este momento estamos orando por una condena y la pena de muerte. Esto no significa un cierre, nunca tendremos un cierre real. Esto iniciará el proceso de curación que todos hemos necesitado", señaló Rebecca Gutiérrez, hermana de Jessica.

Jonathan Hernández

Reportero de espectáculos y cultura. Disfruto de leer, escribir, ver series y caminar con mi perro. Amo la comida y cultura de mi tierra. jhernandez@lanoticia.com

Deja un comentario