Embarazada y su bebé sobrevivieron a atropellamiento
Las autoridades siguen en busca del principal responsable (Foto: AP)

Tras haber atropellado a una joven embarazada y darse a la fuga, la sospechosa del terrible accidente decidió entregarse a la policía de Durham, en Carolina del Norte.

Fue el pasado 9 de enero cuando Heven Zariah Rooks viajaba hacia el norte por South Briggs Avenue, cuando fue golpeada de frente por un Cadillac Escalade que lo hacía en dirección opuesta.

La conductora del Cadillac huyó el lugar, no sin antes impactarse con dos postes de electricidad en la calle South Driver.

TAL VEZ SEA DE TU INTERÉS: Dos latinos fueron golpeados en bar; uno tuvo fractura de mandíbula: "Es un crimen de odio"

De acuerdo al reporte de las autoridades, indicaron que la conductora del Cadillac viajaba a 62 mph en una zona donde se solicita ir a 25 mph.

Inmediatamente la policía de Durham emitió un par de órdenes de arresto contra Devon Jarandz Edwards, de 26 años, y Teresa Christy Hooker, de 33.

Pasaron casi 20 días, y la noche del jueves 27 de enero, Hooker se entregó a la policía. Ahora enfrenta cargos de cómplice de delito grave y presentar un informe policial falso.

Por su parte, Edwards sigue siendo buscado por cargos de delito grave de atropello y fuga que resultó en lesiones graves, conducción imprudente e ir en exceso de velocidad.

La policía sigue en su búsqueda y solicitó información de la comunidad para dar con su paradero.

TAL VEZ SEA DE TU INTERÉS: Denuncia alumna a exconsejero escolar: "Comenzó a abusar sexualmente de mí"

En tanto que Roosks, se encuentra embarazada de ocho meses y fue trasladada al Hospital Duke con lesiones que amenazaban su vida y la del bebé.

Afortunadamente, cinco días después, el 14 de enero, fue dada de alta en el hospital y se sigue recuperando en casa.

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario