El corte de energía masivo en Carolina del Norte tras los ataques a las subestaciones del condado de Moore puede ser considerado más que vandalismo común y, por ende, traería graves sanciones. Las investigaciones están en curso y se espera determinar las causas y responsables.

Además de la policía, se sumó el FBI a las investigaciones. La causa es que los disparos deliberados a las instalaciones eléctricas podrían determinarse como un delito federal, específicamente terrorismo doméstico.

El terrorismo doméstico "implica violencia de cualquier tipo, terror y lograr el pánico". Se agrega en la ley que estas acciones se realicen "con la intención de intimidar o coaccionar a una población civil o influenciar, afectar o tomar represalias contra la política o conducta de un gobierno".

Podría interesarte: Vandalismo es la causa probable de un apagón en Carolina del Norte

¿Cuáles son las sanciones que aplicaría a los responsables del corte de energía?

Si se determinan responsables de disparar a las dos subestaciones de Duke Energy, podrían ir a la cárcel. Según lo estipula la ley, "destruir o conspirar para destruir una instalación de energía" implica a los autores una sentencia máxima de 20 años de cárcel. El tiempo de privación de libertad iría en función de los daños monetarios y el efecto de los daños. Por ejemplo, un resultado fatal a causa de la falta de electricidad en un hogar conlleva a la pena de muerte.

En este caso, fueron más de 40,000 personas las que se afectaron por la interrupción del servicio eléctrico, que no han logrado restablecer y se espera que los trabajos continúen hasta final de la semana. La empresa Duke Energy, por su parte, no tiene una cuantificación exacta de los daños, aunque el alguacil del condado de Moore, Ronnie Fields, dijo que puede rondar los millones de dólares.

Otras sanciones pueden ser multas de hasta $50,000 por un solo cargo, de haber más de uno se aplica la misma cantidad a cada uno.

El problema es que aun cuando están determinadas las sanciones, no será fácil dar con los responsables, detenerlos y luego condenarlos. Un análisis preliminar indica que hay pocas evidencias para seguir pistas.

Toque de queda en Carolina de Norte por corte de energía

Las autoridades instalaron un toque de queda obligatorio a partir de las 9 p.m. del domingo 4 hasta las 5 a.m. del lunes 5 de diciembre, para proteger a los ciudadanos y las empresas que pertenecen al condado de Moore, incluso de accidentes viales por la falta de funcionamiento de los semáforos. Asimismo, esto facilita las labores de restauración de las subestaciones de energía eléctrica, así como la propia recaudación de huellas y rastros.

No está determinado si en los días que siguen se volverá a decretar el toque de queda preventivo.

jerali-gimenez-journalist

Jeralí Giménez

Lic. en Comunicación Social. MBA en Mercadeo. CEO de Link BTL. Disfruto de leer y escribir. Soy madre y esposa agradecida con la vida. jgimenez@lanoticia.com