Autoridades y redes de hospitales en Carolina del Norte se han pronunciando ante la escasez de fórmula láctea para bebés con el fin de informar al colectivo qué hacer y qué no hacer ante este problema.

Hablar con el pediatra

El Departamento de Salud y Servicios Humanos de la entidad (NCDHHS) emitió un comunicado donde recomienda que los afectados consulten a su proveedor de atención médica cuáles es la mejor alternativa para el bebé.

"Si no puede encontrar fórmula o no puede encontrar la fórmula específica de su bebé, trabaje con el proveedor de atención médica de su hijo para determinar el mejor plan de alimentación",

detalló el NCDHHS.

Te puede interesar:

Visitar pequeños negocios

La asesora de lactancia de Atrium Health, Amy Cunningham, recomendó el 16 de mayo, en una rueda de prensa, buscar las fórmulas lácteas en pequeños negocios minoristas o farmacias, pues podrían tener los productos que las grandes cadenas no tienen.

Cambiar la marca

La asesora de Atrium Health también detalló que es posible cambiar la marca de la fórmula en la mayoría de los casos.

"Está bien para la mayoría de los bebés cambiar la fórmula que toman. Si quieres probar otra marca, si hay otra marca disponible (una de la tienda, una orgánica o sencillamente la competencia de la que has usado) la mayoría va a estar bien",

expresó Cunningham.

La experta dijo que la única excepción al cambio de marca es para casos de bebés que se encuentran tomando una fórmula muy específica. En ese caso, recomienda "hablar con tu pediatra para encontrar cuáles opciones podría haber".


Te puede interesar:

No diluir ni hacer en casa

Tanto Cunningham como el NCDHHS concuerdan en que los padres no deben intentar diluir la fórmula en agua para que alcance o probar hacer una en casa. En ambos casos, consideran que eso pondrá en riesgo la salud del bebé.

Actividad en línea

Cunningham también sugiere comprar las fórmulas lácteas en línea, aunque asegura que eso podría salir más caro. Igualmente, detalla que existen grupos y cuentas en redes sociales dedicadas a informar en qué sitios están disponibles estos productos.

"Hay plataformas en redes sociales y grupos dedicados específicamente a las fórmulas, así que sería una gran forma de encontrar dónde hay opciones",

expresó la asesora.

Te puede interesar:

No comprar importadas

Por último, la experta recomendó no adquirir fórmulas lácteas para bebés importadas, debido a que "no han sido revisadas por Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA)".


Te puede interesar:

Para más información, suscríbete a nuestro Newsletter.

José Cordero

Licenciado en Comunicación Social y Magíster Scientiae en Literatura Latinoamericana. jcordero@lanoticia.com