Uno de los tiburones blancos más grandes del mundo desapareció misteriosamente en el Océano Atlántico.

Pero la desaparición de uno de los ejemplares más grandes jamás marcados se ha vuelto un tanto más extraña.

Y es que el seguimiento por satélite indicó que el tiburón de 5 metros y 5 metros desapareció el 11 de abril.

Lo hizo justo después de cruzar la cordillera del Atlántico medio.

Pero una etiqueta de satélite secundaria (llamada PSAT) muestra que el astuto depredador dio la vuelta y viajó 1,000 millas náuticas antes de ser detectado, según la organización sin fines de lucro OCEARCH

El tiburón, llamado Nukumi, ha reaparecido semanas después frente a las costas de Canadá.

Los tiburones marcados con SPOT aparecen en el rastreo satelital cuando su aleta dorsal rompe la superficie durante al menos 90 segundos, dice OCEARCH.

Lo que hace que su viaje fue aún más notable, debido al sigilo con el que lo hizo.

Nukumi desapareció a mediados de abril mientras realizaba un extraordinario viaje a aguas profundas que terminó a 2,000 millas de Carolina del Norte.

OCEARCH ha estado siguiendo de cerca sus movimientos, porque solo otro gran tiburón blanco ha sido rastreado cruzando la Cordillera del Atlántico medio.

Se sospecha que las hembras de tiburones blancos hacen el viaje durante la gestación.

Sin embargo, eso no explica por qué el Nukumi de 3,541 libras de repente dejó de salir a la superficie.

Su extraña desaparición, inquieta

Nukumi fue apodada "Reina del Océano" después de ser capturada el 2 de octubre en Nueva Escocia. 

Cabe señalar que la batería de su rastreador debería durar cinco años.

Su desaparición se produjo después de haber sido rastreada por 5.570 millas. 

Gran parte de ese tiempo se pasó frente a los Outer Banks de Carolina del Norte, que se cree que son un lugar de apareamiento de tiburones blancos.

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS:

El tiburón blanco más grande que se conoce fue visto en Carolina del Norte

Dos imponentes tiburones blancos están de visita en la costa de Carolina del Norte

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario