Zoológico Carolina del Norte
(Foto: YouTube)

La pandemia de COVID-19 no amenaza únicamente a los humanos, sino que también es un riesgo para muchos animales.

Es por eso que veterinarios del zoológico de Carolina del Norte tienen una estrategia para reducir el riesgo de infección.

El veterinario jefe del zoológico de Carolina del Norte, JB Minter, admitió que es una constante preocupación su labor en el lugar.

"Siempre estamos preocupados por la transmisión de enfermedades de los animales del zoológico a las personas o de los animales del zoológico a los cuidadores y otros, pero también en la otra dirección”, explicó a WRAL.

Algunos animales tienen más riesgos que otros

Minter dijo que algunos animales tienen más riesgo que otros de contraer virus como COVID-19.

Especialmente, los más estrechos lazos genéticos con los humanos.

"Los chimpancés, los gorilas y algunas de las especies de primates más pequeños, compartimos el 98 % del mismo ADN", explicó Minter.

"Por lo que la mayoría de las enfermedades que podemos contraer, también la contraen”, agregó.

Medidas preventivas en el zoológico

Muchos de los animales en el zoológico de Carolina del Norte están entrenados para participar en su propia atención médica.

Al grado de acudir con los veterinarios para que los pesen o les extraigan sangre.

No obstante, esa práctica se ha detenido hasta que termine la amenaza de pandemia.

Algunos otros zoológicos en el país han informado infecciones cruzadas de COVID-19 entre especies de gatos pequeños y grandes.

Es por ello que las mascarillas, la buena higiene de manos y el distanciamiento social también son estrategias que se practican en el zoológico.

"Tratamos de limitar la cantidad de contacto que tendríamos entre el personal que trabajaba día a día con los animales", dijo Minter.

Los visitantes aún pueden disfrutar de un día en el parque si siguen las precauciones de sentido común.

Foto del avatar

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario