Las tortugas no son animales conocidos por su rapidez, por lo que su ritmo es más lento que la mayoría del resto de las especies.

Y eso significa que todos los humanos deben tener un poco más de cuidado en esta época del año cuando las tortugas aparecen con mayor frecuencia.

Es por eso que al conducir, podar el césped, andar en bicicleta y demás actividades, se debe estar alerta de estos animalitos.

Eso es porque las tortugas de caja, que son las más comunes —así como otras especies de ellas— están saliendo de la hibernación y comenzando a moverse. 

La temporada de apareamiento está a la vuelta de la esquina, por lo que así se ayuda a preservar su especie.

Así es el periodo de hibernación de las tortugas

Pero, ¿cuándo y dónde hibernan las tortugas?

La hibernación de la tortuga comienza a fines de septiembre hasta mediados de octubre

La tortuga de caja norteamericana entra en su madriguera y no saldrá hasta aproximadamente mediados de marzo, cuando la temperatura se mantiene constante a 50 grados F.

Las tortugas mordedoras, por cierto, prefieren hibernar bajo el agua, por ejemplo en el fondo de un estanque

Sin embargo, si eso no está disponible, se conformarán con un lugar debajo de un montón de hojas o un tronco, o en cualquier lugar que los proteja del frío.

El final de la temporada de hibernación significa que el Equipo de Rescate de Tortugas del Colegio Estatal de Medicina Veterinaria de Carolina del Norte comenzará a estar ocupado. 

Estudiantes voluntarios de medicina veterinaria traen medicamentos de vanguardia para salvar a las tortugas heridas y darles una mano hacia la conservación de su especie.

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS:

Sujeto causa indignación por disparar a un burro: el dueño busca justicia

Más de 60 perritos fueron rescatados de una choza plagada de desechos

Caballo es asesinado con tiro en la cabeza: familia llora su amigo por 21 años

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario