Savannah Brigman, una adolescente con síndrome de Down sobrevivió al COVID-19, luego de pasar 96 días hospitalizada en Asheville.

Su padre, Sandy Brigman le contó a WLOS lo que hicieron antes de sedarla. "Se quitó la mascarilla y dijo 'Papi, ¿orarías conmigo?'", narró su papá.

"Oramos y todo el cuarto entró en quietud, y oramos. Besé a mi chica en la frente y le dije que sería el primer rostro que ella miraría cuando se levantara",

dijo Sandy a WLOS.

"Cuando la durmieron el 23 de mayo, no sabíamos si se despertaría, ¡no lo sabíamos!",

detalló el papá de la adolescente.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) aseguran que "tener síndrome de Down puede aumentar sus probabilidades de enfermarse gravemente a causa del COVID-19".

La Sociedad Nacional de Síndrome de Down (NDSS) indica que el riesgo es mayor en cierto rango de edad.

"Las personas con síndrome de Down mayores de 40 años tienen más probabilidades de necesitar hospitalización, tener una enfermedad grave o morir de COVID-19, en comparación con la población general de la misma edad",

detalla NDSS.

Savannah consiguió despertar y además logró recuperarse de la enfermedad. Su familia y el personal médico celebran que la adolescente sigue con vida.

"Es bastante milagrosa. Es implacable (...). Ella realmente nos mostró lo que era seguir adelante, cuando no estábamos seguros de lo bien que le iría en rehabilitación",

le dijo la enfermera Colleen Travers a ABC11.

Organizaciones como NDSS recomiendan que las personas con síndrome de Down se vacunen contra el COVID-19.

Para más información, suscríbete a nuestro Newsletter.

José Cordero

Licenciado en Comunicación Social por la Universidad de Los Andes, Venezuela. Periodista de La Noticia. jcordero@lanoticia.com

Deja un comentario