Trabajadores inmigrantes en la industria alimentaria en el procesamiento de carne y producción agrícola —en su mayoría latinos— reportaron varias muertes tas contraer COVID-19 en sus áreas laborales. Un grupo de organizaciones estatales y locales se reunieron en el centro de Raleigh para exigir protecciones rigurosas.

La North Carolina Farmworker Advocacy Network de Carolina del Norte pidió a la oficina del gobernador Roy Cooper y el Departamento de Trabajo de Carolina del Norte que protejan a los obreros y agricultores tras las diversas muertes por coronavirus.

La pandemia se propagó rápidamente durante la primavera y el verano en varias plantas empacadoras de carne y las instalaciones de vivienda de los trabajadores agrícolas inmigrantes estacionales.

Protestas estilo Día de Muertos

Las organizaciones alegaron que los trabajadores están en lugares cerrados y donde se implementaron algunas recomendaciones de seguridad para evitar la propagación de COVID-19, pero no hay leyes obligatorias.

Estatuillas con figuras de esqueletos y un altar al estilo del Día de Muertos fueron iluminados por veladoras; acompañadas por fotografías de trabajadores fallecidos en la protesta de la Bicentennial Plaza.

“Desde marzo, los trabajadores esenciales —especialmente los trabajadores agrícolas y los trabajadores de la (planta) de procesamiento— han arriesgado sus vidas en el trabajo”; dijo al The News & Observer Lariza Garzón, directora ejecutiva del Ministerio Episcopal de Trabajadores Agrícolas en el condado de Harnett.

"El sistema alimentario de Carolina del Norte y la rentabilidad de las granjas y plantas procesadoras de carne se han mantenido a expensas de la salud y seguridad de estos trabajadores”, abundó.

Cooper y las muertes industria alimentaria

Roy Cooper dijo a los grupos de defensa laboral de NCFAN en el verano que emitiría una orden ejecutiva; para amplias protecciones para los trabajadores agrícolas y de plantas; pero se retractó de emitir la orden después del rechazo de los funcionarios estatales de trabajo y agricultura.

Según el Departamento de Salud y Servicios Humanos (DHHS) del estado; al menos 19 muertes estaban relacionadas con grupos con coronavirus en plantas empacadoras de carne desde abril.

El organismo les atribuye 3,859 casos en un nuevo informe semanal sobre conglomerados.

Otro informe del DHHS dice que son 3,799 casos y 17 muertes a la categoría de instalaciones de vivienda colectiva; que incluye viviendas para trabajadores agrícolas inmigrantes. Se desconoce el número exacto de trabajadores agrícolas afectados.

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario