Una serie de volantes con las letras “KKK” escritas causaron conmoción en Carolina del Norte al ser repartidos a menores de edad.

Las autoridades de la ciudad de Statesville están investigando este indignante caso.

Los volantes se entregaron a personas que protestaron contra un monumento a la guerra civil en la ciudad, según la versión oficial.

Niño de 11, aterrorizado por el panfleto

"Un amigo acababa de dejar algo, y mi hijo de 11 años vino corriendo a mi oficina con este volante aquí mismo", dijo Genesis Houpe a FOX News.

“Y estaba aterrorizado”.

El volante también decía "Vemos todo”.

Estaba dentro de una bolsa de plástico llena de dulces y una tarjeta de presentación.

Houpe está molesta porque su hijo de 11 años tuvo que vivir esa situación y ver el racismo con sus propios ojos.

“Lloró y lloró y preguntó si teníamos que mudarnos. ¿Qué debemos hacer?" ella se cuestionó.

“Porque esto no debería suceder; ¿qué pasa si los niños contraen esto?”.

Policía ya investiga el caso de los panfletos 'KKK'

“Estamos intimidando a la gente que usa esto como una amenaza, como una amenaza velada", dijo el jefe de policía de Statesville, David Addison.

“Y eso es algo que no debería haber sucedido en nuestro condado”.

Por lo pronto, los investigadores ya se encuentran trabajando en el caso de los volantes del "KKK".

Racismo sigue presente

El racismo es un mal que históricamente aterroriza Carolina del Norte.

Tanto es así que la Junta de Comisionados del condado de Bladen tiene una propuesta para declarar al racismo como una crisis de salud pública.

El condado de New Hanover votó una declaración similar y en junio, el condado de Mecklenburg hizo lo mismo.

Esto, debido a que a pesar de estar en pleno 2021, banderas confederadas, nazis y amenazas a minorías siguen presentes.

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario