Un hombre de 21 años se ahogó después de caerse de una canoa en el lago Jordan en Carolina del Norte.

Tres hombres estaban en el agua en el bote en Jordan Lake, cerca de Parkers Creek Campground el domingo 11 de abril. 

Todo marchaba con normalidad hasta que se volcaron en la canoa.

Y en un esfuerzo por poner el bote boca arriba, el sujeto se sumergió y nunca volvió a salir a la superficie.

La víctima fue identificada como Oscar Gilles Yayo de 21 años de edad de Shannon Road en Durham.

Los investigadores indicaron que ninguno de los hombres en el bote llevaba chaleco salvavidas. 

Finalmente, su cuerpo fue recuperado alrededor de las 6:15 de la tarde del domingo.

Fue así que Katie Hall, portavoz de la División de Parques y Recreación del estado, explicó que Yayo había estado en la playa de Parkers Creek con familiares.

En tanto, el sargento Nathan Green de la División de Aplicación de la Ley de Vida Silvestre del estado enfatizó la importancia de usar chalecos salvavidas cuando se está en el agua.

"Es un incidente desafortunado que posiblemente podría haberse evitado si hubieran estado usando dispositivos de flotación personales", dijo Green.

Además del caso de la canoa, otros ahogamientos en los últimos días

Mientras tanto, se trató del segundo ahogamiento en un lago del área del Triángulo en una semana. 

Y es que el domingo anterior —el de Pascua— Amir Crawford de 19 años de edad se ahogó en Falls Lake.

Los testigos dicen que estaba nadando en una zona rocosa del lago cuando se sumergió.

Uno de sus amigos intentó rescatarlo, pero no tuvo éxito y se gestó la tragedia.

Una catástrofe a la que ahora se suma la del sujeto en la canoa.

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS:

Adolescente se ahogó y su cuerpo fue encontrado sin vida horas después

Tragedia: Niño cae a río, su padre intenta rescatarlo y ambos siguen desaparecidos

El perturbador caso de un automóvil y un cuerpo sumergidos en un lago de Carolina del Norte

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario