En los últimos 15 años, el celular a volverse indispensable para la sociedad.

Al grado que los teléfonos son actualmente una de las cosas más importantes de nuestras vidas

Pero, ¿qué tan importante? 

GearHungry.com, el principal recurso de reseñas de artículos, dispositivos y regalos para hombres, encuestó a 3,400 estadounidenses para averiguarlo.

Y el primer hecho que descubrieron fue que el ciudadano medio de Carolina del Norte cree que solo podría durar 1.5 días sin su teléfono celular.

Una cifra promedio, pues el promedio nacional es de 1.6 días.

Tal parece que en Dakota del Norte no tener teléfono inteligente es una tortura total; pues sólo podrían mantenerse así medio día como máximo. 

Por el contrario, en Maine podrían prescindir de su teléfono móvil por unos 3.9 días, según dijeron.

Más uso del celular en pandemia

El usuario medio afirma que el uso de sus dispositivos ha aumentado en más de un tercio —el 34 %— desde el inicio de la pandemia

Sin embargo, un 47 % no tan románticos admite que su celular es lo primero que miran por la mañana, ¡incluso antes de hablar con su pareja

Quizás como resultado, casi 1 de cada 5, el 18 %, dice que el uso excesivo del teléfono por parte de su pareja ha provocado discusiones.

También parece que el aumento del uso de teléfonos móviles está en peligro de afectar la salud mental.

El 29 % dice que a menudo se encuentran abriendo y desplazándose sin rumbo fijo a través de aplicaciones cada pocos minutos.

Mientras que más de 1 de cada 4 —el 28 %— dice que tener acceso constante a la tecnología durante la pandemia ha hecho que su ansiedad sea peor.

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS:

Joven muere por intentar salvar su teléfono celular

¿Qué tan seguido debes de limpiar tus audífonos?

La pandemia volvió ‘expertos’ en tecnología a los abuelitos de Carolina del Norte

Foto del avatar

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario