Casi dos semanas después de que el exjugador de NFL Greg Olsen anunció que su hijo podría necesitar un nuevo corazón, surgieron buenas noticias.

El ala cerrada que jugó para Carolina Panthers informó que su hijo TJ encontró un donador que empareja perfectamente con su organismo.

En dos tweets compartidos el viernes 4 de junio por la mañana, el ex ala cerrada de los Panthers dio la noticia.

Olsen dijo que se encontró un donante compatible para que TJ reciba un trasplante de corazón. 

"Anoche nos alertaron de que había un donante compatible para que TJ recibiera su trasplante de corazón", dijo feliz el exjugador.

"Caminar a nuestro pequeño, con lágrimas de esperanza y miedo en los ojos, fue uno de los momentos más duros de nuestra vida".

El TE admitió que hubo emociones encontradas cuando él y su esposa acompañaron a su hijo para la cirugía.

Pidieron oraciones por su hijo y su equipo de médicos y enfermeras.

Siempre padeció del corazón

El 24 de mayo, anunció Olsen que el corazón de TJ estaba "llegando a su fin". 

TJ nació con una enfermedad cardíaca congénita.

Dicha condición ha estimulado en gran medida la participación de la familia Olsen con organizaciones sin fines de lucro de enfermedades cardíacas.

Eso ayudó a lanzar la apertura de un centro cardíaco pediátrico en el Levin Children's Hospital en Charlotte. 

El menor de edad ha sido sometido a tres cirugías a corazón abierto y vivió con un corazón modificado durante sus primeros 8 años de vida.

Ahora, una nueva oportunidad de dibuja en su horizonte.

Olsen se retiró de la NFL a principios de 2021 y ahora es analista de las transmisiones televisivas de la NFL de Fox Sports.

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS:

“Su corazón está llegando a su fin”: Exjugador de Carolina sobre hijo de 8 años

De no saber inglés a ser el primer chileno en la NFL: “Vine con $50 en el bolsillo”

Ron Rivera consigue la victoria más importante de su vida al concluir tratamiento contra el cáncer

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario