bombero enfermera novia
(Foto: Twitter)

La relación sentimental entre un bombero y una enfermera terminó en una tragedia.

Esa amarga relación del bombero de Chapel Hill, Carolina del Norte provocó tres muertes.

La policía de Raleigh respondió al llamado de una casa en la cuadra 8000 de Marsh Hollow Drive, cerca de Forestville Road.

Ocurrió alrededor del mediodía del martes 23 de febrero.

Al llegar al lugar de la denuncia, la policía encontró muerto a Larry Donnell "Donnie" Morrisey, de 48 años de edad.

Los investigadores no han revelado la causa de la muerte.

Las evidencias condujeron al hogar de la enfermera

Pero la evidencia en la casa los llevó a pedirle a la policía de Wendell que revisara una casa en la cuadra 400 de North Cypress Street en Wendell.

Allí, la policía encontró muertas a Beronica Brooks de 48 años de edad y a una niña de 9 años.

La policía de Raleigh dijo que Brooks era la sospechosa de la muerte de Morrisey.

Un Toyota 4Runner 2010 que la policía dijo que fue robado de Morrisey en el momento de su muerte fue encontrado afuera de la casa de Brooks.

Morrisey había terminado con Brooks, pero ella no lo dejaría en paz, según dijo a WRAL su hermana mayor, Chanell Morrisey.

Brooks era una enfermera que era propietaria de una empresa de atención médica domiciliaria, lo llamaba repetidamente y le enviaba mensajes de texto.

Y hasta a veces, lo seguía, según dijo Chanell Morrisey.

Le advirtieron al bombero sobre su extraña relación

"Intentamos decirle entonces: 'Probablemente necesites obtener una orden de restricción, ya sabes, porque no sabemos qué puede pasar”, dijo.

“No sabes lo que ella es capaz de hacer".

"Lo siguiente que sabemos es lo que sucedió".

Chanell Morrisey, que vive en Fayetteville, dijo que la familia no había tenido noticias de su hermano desde el fin de semana.

El bombero no respondió a las llamadas o mensajes de texto y no respondió a la puerta cuando su tía y su tío pasaron por su casa.

La familia también consultó con el Departamento de Bomberos de Chapel Hill, donde Donnie Morrisey había trabajado desde 2006, y descubrió que no se había registrado en varios días.

La tía y el tío pasaron por la casa nuevamente el martes y llamaron al 911 después de que nadie abrió la puerta, lo que provocó que las autoridades ingresaran, donde encontraron a Donnie Morrisey muerto.

Donnie Morrisey era inspector de incendios en Chapel Hill.

Ahora, la policía investiga el caso por doble asesinato y suicidio.

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario