Cuando se trata de la temporada navideña, cualquier hora es buena para comenzar a beber alcohol y celebrar.

Y es que las reglas a veces pueden olvidarse en vacaciones

¿Son aceptables las mimosas matutinas durante el desayuno a las 8 am en la víspera de la Navidad

¿Se considera el ponche de huevo un acompañamiento adecuado para panqueques, huevos y tocino?

Detox.net, un recurso en línea para encontrar centros de desintoxicación de adicciones a las drogas y el alcohol, realizó una encuesta a 3,178 personas. 

¿La razón? Averiguar a qué hora el hogar promedio considera un momento aceptable para comenzar a beber durante la temporada festiva.

Y así, el estudio reveló algunos resultados muy interesantes

Resulta que las 2:39 pm es la hora precisa que los habitantes de Carolina del Norte consideran un momento "aceptable" para comenzar a beber durante las vacaciones.

Horario apenas más temprano que el promedio nacional de 2:42 pm. 

Sin embargo, la encuesta también encontró que el 19 % de los habitantes de Carolina del Norte admiten que infringen esas “reglas” y beben antes de la hora del almuerzo.

En Alaska, el hogar promedio considera que el mediodía, a las 12:30 pm, es un momento aceptable para comenzar a servir bebidas

¿Podría esto deberse a que Alaska se encuentra entre los estados más fríos de América

Esta hipótesis tiene sentido dado que la encuesta reveló que los hogares en Hawai, en el otro extremo de la escala Fahrenheit, prefieren esperar hasta justo antes de que llegue la noche para comenzar a beber.

Es decir, a las 4:11 pm. 

De hecho, una encuesta realizada por Rehabs.com a principios de año encontró que 1 de cada 5 estadounidenses admite beber más cuando hace frío.

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS:

Bebedores de Carolina del Norte consumen 27 % de su ingesta de alcohol anual en Fiestas Navideñas

Alcohol arruina el 20% de las reuniones familiares en Carolina del Norte durante Navidad

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario